Comentarios de Gálatas 

Capítulo 1

 

Shalom. Bienvenidos a la Revelación de la Torah y del Testimonio. Vamos a desarrollar el Libro de Gálatas, el Libro más comúnmente mal interpretado y mal citado, además del Libro de Romanos. Y, ¿Por qué es mal interpretado y mal citado – y podría agregar mal traducido? Porque es, al igual que el resto de las Escrituras Sagradas un Libro Hebreo, escrito por Judíos.

 

Y, ¿Qué es un Judío? La palabra “Judío” en hebreo es “Yahudí”, la cual proviene de la palabra Hebrea  “Yahudah” (Judáh). Y de acuerdo a esto, en el más estricto y original sentido, un Judío es descendiente de la tribu de Judáh.

 

Después del tiempo del Rey Shelomo (Salomón) el Reino de Israel fue dividido en dos Reinos. El Reino de Judáh hacia el sur, y el Reino de Israel hacia el norte. El Reino sureño de Judáh fue constituido por las tribus de Judáh, Binyamin (Benjamín) y Leví.

 

El Reino sureño de Judáh preservó la Fe de Avraham la cual fue revivida por medio de Mosheh (Moisés); mientras que el Reino de Israel en el norte se convirtió en idolatra, y adoro a deidades paganas.

 

Un Judío de este tiempo hasta el tiempo de Yeshúa se conocía como cualquiera que practicaba la Fe de Avraham, que fue preservada por el Reino tribal de Judáh.

 

Esta Religión, preservada por Judáh, ha sido lo que fue practicado y enseñado por Yeshúa y los Apóstoles, y es lo que a menudo es referido en el Pacto Renovado como “La Fe” o “El Camino”.

 

Entonces un Judío en el sentido más común de la palabra en el tiempo de Yeshúa era alguien que practicaba “La Fe”. La Fe de Avraham, revivida por medio de Mosheh (Moisés), y preservada por el Reino tribal de Judáh. El Reino tribal de Judáh fue compuesto por las 3 tribus de Judáh, Leví y Binyamin (Benjamín).

 

Hoy, la palabra Judío tiene un significado más amplio. Hoy la palabra no refleja necesariamente que usted es un seguidor de la Torah, o de la Fe de Avraham revivida por medio de Mosheh (Moisés) o preservada por Judáh. Ni tampoco hoy la palabra Judío significa necesariamente que usted es descendiente de la tribu de Judáh. De hecho, hoy la palabra “Judío” se puede aplicar a cualquier descendiente de las originales 12 tribus de Israel que su madre es “Judía” independientemente si ellos siguen la Fe de Avraham. Sin importar si ellos creen en el Elohim de Avraham, Itzjak (Isaac) y Yaacov (Jacob); y sin importar si ellos obedecen la Torah.

 

Entonces cuando uso la palabra “Judío” en mis escritos me refiero específicamente a aquellos que siguen la Fe de Avraham, revivida por medio de Mosheh (Moisés), y preservada por el Reino de Judáh. Y a los Apóstoles y a los creyentes antiguos me refiero a ellos como Judíos Nazarenos. Esto es, como a Judíos que creen que Yeshúa de Nazaret es el Mashíaj (Mesías), y que son todos celosos de la Torah; Matityahu (Mateo) 2:23; Maasé (Hechos) 4:10; 21:20; 24:5; 28:22.

 

En otras palabras, como seguidores de la Fe de Avraham, revivida por medio de Mosheh (Moisés), y preservada por medio de Judáh, que reconocen y confiesan a Yeshúa como el Mashíaj (Mesías). Como a tal, la norma que utilizo para todas mis interpretaciones de las Sagradas Escrituras es la Torah de YHWH y el Testimonio de Yeshúa Su Hijo como Yeshayahu (Isaías) 8:16-20; Revelación (Apocalipsis) 12:17; y Revelación (Apocalipsis) 14:12 declaran que debe ser.

 

Y hoy voy a compartir con usted el Libro de Gálatas, desde el punto de vista de Maasé (Hechos) 21:20 Judío Nazareno. Desde el punto de vista de la Fe antigua que fue vivida y enseñada por Yeshúa y Sus Emisarios (Apóstoles).

 

Vayamos a Gálatas y comencemos con Capitulo 2. Y solo para ayudar a clarificar el texto de manera más precisa, voy a traducir la palabra “gentiles” como “gente de las naciones”. ¿Por qué? Porque en el Hebreo eso es precisamente lo que significa. Significa literalmente, naciones, o persona de las naciones.

 

Comencemos. Gálatas 2:1-3:

2:1 Después, pasados catorce años, subí otra vez a Jerusalén con Bernabé, llevando también conmigo a Tito.

2:2 Pero subí según una revelación, y para no correr o haber corrido en vano, expuse en privado a los que tenían cierta reputación el evangelio que predico entre los gentiles.

2:3 Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, con todo y ser griego, fue obligado a circuncidarse.

 

Entonces aquí vemos al Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) respondiendo a algunas cuestiones de la circuncisión. Y él responde a esta cuestión y asunto presentado a él por medio de la declaración que ni él, o su compañero griego Tito, sintieron que es necesario ser circuncidado.

 

El Emisario Shaúl procede en los siguientes tres capítulos a presentar varias analogías sobre él por qué él creía que no era necesario que Tito sea circuncidado. Y en Capitulo 5 él repite su conclusión por su declaración… “los que por la Ley (de las obras) os justificáis; de la Gracia habéis caído”.

 

Ahora, esta palabra “justificáis” es una palabra muy importante para comprender si usted quiere

comprender que fue lo que el Emisario Shaúl esta diciendo en el Libro de Gálatas. Pero antes de que continuemos con lo que la palabra “justificáis” significa, permítame primero clarificar de manera muy clara que es lo que esa palabra no significa. Ella no significa que la Torah – la Ley de Elohim, fue abolida. De hecho, antes de que sigamos un paso más en Gálatas, clarifiquemos algunas de las enseñanzas de Yeshúa y el Emisario Shaúl para eliminar cualquier noción preconcebida que cualquiera pueda tener sobre lo que ellos enseñaron.

 

En Matityahu (Mateo) 5:17, 18 Yeshúa declara enfáticamente:

5:17 “No penséis que he venido para abrogar la Torah (“Ley”) o los Neviím (profetas); no he venido para abrogar, sino para Cumplir.

5:18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la Torah (“Ley”), hasta que todo se haya cumplido.”

 

Luego de haber Hecho está declaración, Yeshúa inmediatamente comienza la famosa Enseñanza desde el Monte de los Olivos, la cual en su totalidad no es solamente una Enseñanza de la Torah (la Ley), sino una expansión de la misma – reforzando completamente Su Declaración que Él ha hecho, la cual dice que Él no ha Venido a abrogar la Torah (Ley), sino llevarla a su Cumplimiento.

 

Entonces el Mashíaj (Mesías) comienza con Su Enseñanza con la Declaración que los Cielos y la tierra pasarán antes que una jota y una tilde de la Torah (la “Ley”) pasarán – y que Él no la abroga, sino que – se explayará sobre la misma y la Llevará a su Cumplimiento; y entonces Él pasa los siguientes tres capítulos haciendo exactamente eso.

 

Y entonces al final de la Enseñanza en el Monte de los olivos, Yeshúa concluye declarando en Matityahu (Mateo) 7:21-23:

7:21 “No todo el que me dice: “Maestro, Maestro”, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la Voluntad de Mi Padre que está en los Cielos.

7:22 Muchos me dirán en aquel día: Maestro, Maestro, ¿no profetizamos en tu Nombre, y en tu

Nombre echamos fuera demonios, y en tu Nombre hicimos muchos milagros?

7:23 Y entonces les Declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de iniquidad (mal traducido “maldad”. Ver Griego).

 

¿Qué es Iniquidad? Iniquidad es una violación voluntaria de la Torah. Es la naturaleza más rebelde del pecado que lleva a uno al pecado – a la violación de la Torah. Es la naturaleza en el alma no arrepentida que lleva a uno a oponerse y actuar contrariamente a la Torah, a la “Ley” de Elohim.

 

Como está Escrito por el Emisario Shaúl en Romanos 8:7:

8:7 “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra YHWH; porque no se sujetan a la Torah de YHWH (a la “Ley” de YHWH), ni tampoco pueden.”

 

Estos son aquellos sobre los cuales Yeshúa declaró, “Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de iniquidad (usted que no se somete a la Torah de YHWH (la “Ley” de YHWH))”. Ahora, si esto es lo que Yeshúa Enseño en el comienzo de Su Ministerio, entonces, ¿Qué Enseño en la mitad de Su Ministerio?

 

Vayamos a Matityahu (Mateo) 19:16-22:

19:16 Entonces vino uno y le dijo: “Maestro Bueno, ¿Qué bien haré para tener la Vida Eterna?”

19:17 Él le Dijo… “Mas si quieres entrar en la Vida, guarda los Mandamientos….”

De la misma manera, ¿Qué Enseño Yeshúa en el final de Su Ministerio? En Matityahu (Mateo) 23:2, 3 está Escrito,

23:2 “…En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos,

23:3 Así que, todo lo que os instruyan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen.

 

Entonces Yeshúa acaba de Instruir a Sus Talmidim (estudiantes / discípulos) que obedezcan la Torah entregada por medio de Mosheh (Moisés).

 

Y finalmente, ¿Qué enseñan las Escrituras que Él Enseño luego de la Resurrección?

En Matityahu (Mateo) 28:18-20 Yeshúa Dice:

28:18 …” Toda potestad me es Dada en el Cielo y en la tierra.

28:19 Por tanto, id, y haced Talmidim (estudiantes / discípulos) a todas las naciones…”

 

La palabra “naciones” proviene de la palabra traducida “gentiles” en otros pasajes. Entonces Él Dice,

28:19 “Por tanto, id, y haced Talmidim (estudiantes / discípulos) entre los “gentiles”, sumergiéndolos en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Rúaj HaKódesh (Espíritu Santo)

28:20 enseñándoles que guarden todas las cosas que Os he Mandado…”

 

Y, ¿Qué fue una de las últimas cosas que Él les Mandó antes de Su muerte y Resurrección? Él les Mandó que obedezcan a la Torah (a la “Ley”) entregada por medio de Mosheh (Moisés).

 

Y ahora Él Dice, luego de Su Resurrección, “Vayan ahora y enseñen a Mi pueblo que está disperso entre las naciones – entre los ‘gentiles’, estas mismas cosas. De hecho, en Lucas 24:46, 47 Yeshúa declara que fue necesario para Él sufrir y ser levantado de entre los muertos en el tercer día, y que arrepentimiento y Remisión de pecados debe ser predicado en Su Nombre a todas las naciones, comenzando en Jerusalén.

 

¿Enseñar qué? Que arrepentimiento y Remisión de pecados deben ser enseñados a TODAS las naciones. ¿Qué es arrepentimiento? Es dejar de pecar – dejar de violar la Torah (la “Ley” de Elohim). ¿Por qué? Porque la paga del pecado es muerte, y Él no quiere que nosotros muramos, sino que Vivamos; Devarim (Deuteronomio) 30:11-19.

 

Los teólogos solo quieren enseñar Remisión de pecados (el Testimonio de Yeshúa como nuestro Sacrificio para la Remisión de pecados). El Judaísmo solo quiere enseñar arrepentimiento (obediencia a Elohim). Pero Yeshúa nos Mandó que enseñásemos a TODAS la naciones ambas cosas, arrepentimiento y Remisión de pecados. ¡A la Torah y al Testimonio! Si no dijeren conforme a esto es porque no les ha Amanecido Yeshayahu (Isaías) 8:20.

 

La “Ley” – la Torah es Luz y Yeshúa HaMashíaj (Yeshúa el Mesías) es Luz. Caminen en la Luz como Él es Luz y Su Sangre los Limpiara de todos sus pecados pasados (de todas las violaciones de la Torah pasadas); 1 Yojanán (1 Juan) 1:7; Romanos 3:25; y 1 Yojanán (1 Juan) 3:4.

 

Y entonces en Maasé (Hechos) 1 está Escrito luego que Yeshúa Resucitó y se Mostró a Sus Emisarios (Apóstoles) por un tiempo de 40 días, que Él les Dijo que en unos días más ellos recibirían la Promesa del Rúaj HaKódesh (Espíritu Santo). Entonces, ¿En qué día ellos recibieron la inmersión del Rúaj (Espíritu)? En el día que la cristiandad llama Pentecostés, pero que en realidad se llama Shavuot, el cual es el Tiempo Señalado Ordenado en la Torah para ser observado en el día 50 después de Primicias – el día 50 luego de que Yeshúa Ascendió hacia el Padre después de Su Resurrección como la Primicia del Padre de aquellos que se levantan de los muertos.

 

Ahora dígame, si la “Ley” fue abolida, ¿Entonces por qué los Emisarios celebraron estos Tiempos Señalados de la Torah, (de la “Ley”)? Y, ¿Por qué Yeshúa los Bendijo con la Inmersión (Bautismo) del Rúaj HaKódesh (Espíritu Santo) en este día que supuestamente fue abolido si la Torah, la llamada “Ley” fue abolida?

 

Entonces ahora que ya sabemos un poco sobre las Enseñanzas de Yeshúa, y sobre todo aquello que Él Mandó a Sus Emisarios para que enseñasen y hagan, y sobre lo que han sido comisionados para llevar a los gentiles – a las naciones, veamos quien fue el Emisario Shaúl, y veamos cual fueron sus creencias y enseñanzas.

 

En Gálatas 2:7-9 está declarado que el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) era el Emisario a la incircuncisión que estaba entre las naciones, y que Kefa (el Apóstol Pedro) fue el Emisario a los circuncisos que estaban entre las naciones. Entonces, ¿El Emisario Shaúl fue representante para con quien? Para con los gentiles. A los Israelitas incircuncisos que han sido dispersos entre las naciones. Para así injértalos de nuevo dentro del árbol del Olivo Natural y restaurarlos hacia la Promesa dada a Israel por medio de Avraham. Y para con los no Israelitas, la gente no Judía de las naciones que estaban interesados en servir al Elohim de Avraham, de Itzjak (Isaac) y de Yaacov (Jacob), para llamarlos (injértalos) a la riqueza común de Israel, y para que compartan una misma herencia de las Promesas dadas a Israel por medio de Avraham, y del Pacto Avrahámico.

 

Entonces, ¿Quién fue el Emisario Shaúl, este Emisario para ir a los “gentiles”, a las naciones? Las Sagradas Escrituras dicen que él era Israelita, del Linaje de Avraham, de la tribu de Binyamín (Benjamin). Que él fue circuncidado al octavo día como es requerido en el Pacto realizado con Avraham, Hebreo de Hebreos, Fariseo, y concerniente a la Justicia que proviene de la Torah (la “Ley”), irreprensible. Un Judío, criado en Jerusalén, y Talmid (estudiante / discípulo) del famoso Rabí Gamliel – recibiendo una alta educación en la Torah (de la “Ley”) que la sociedad Israelita ofrecía en aquel tiempo. De hecho, para ser enseñado en la Torah por Gamliel se requería memorización de la Torah – de los primeros Cinco Libros de las Sagradas Escrituras, la “Biblia” – a la edad de 20 años. Entonces Shaúl, este Representante a los “gentiles”, fue un Fariseo, circunciso, completamente Judío, completamente Hebreo, completamente educado, y totalmente irreprensible concerniente a su compromiso para con la Torah.

 

Y hablando razonablemente, si yo debiese enviar a alguien para contarles a todos que la “Ley” fue abolida – no sería por el Fiscal general o por el jefe de policía. Pero el jefe de la policía o el fiscal general es lo equivalente a lo que el Emisario Shaúl fue en su comunidad. ¿Entonces qué es lo que el Emisario Shaúl hace como el Representante a las naciones, a los Gentiles?

 

En Maasé (Hechos) 16 dice que él llevó a Timoteo, el cual fue gentil – a circuncidarse. En Maasé (Hechos) 18:21, 20:6, y 20:16 esta Escrito que él celebraba las Fiestas de YHWH.

Y en 1 Corintios 5:6-8 que él alentó a los creyentes en Corintio los cuales no eran Judíos, no Israelitas, a guardar las Fiesta de Pesaj (Pascua) y Hag ha-Matzot (Panes sin levadura).

 

También esta declarado en Maasé (Hechos), capítulos 8 y 21 que él tomó dos veces el Voto

Nazareo, el único Voto que requiere sacrificio de animal, y pago de dinero a la tesorería del Templo.

 

Esta instancia de Maasé (Hechos) 21 fue del mismo modo, para un propósito primario de probar a los Judíos creyentes en el Mashíaj (Mesías), los cuales eran celosos de la Torah (la Ley), que él mismo no caminó de manera contraria a la Torah, sino que la guardaba al igual que ellos. Adicionalmente, en Maasé (Hechos) 24:17 él fue a ofrecer sacrificios por su nación. Y en Amasé (Hechos) capítulos 17 y 18 se nos dice que era su costumbre ir a las Sinagogas cada Shabat (Sábado), y persuadir a ambos, Judíos y Griegos que lo escuchaban, que Yeshúa era el tan esperado Mashíaj (Mesías).

 

Verá, los líderes religiosos de la Fe sabían en aquel tiempo por medio de los Escritos de Daniel, que

desde el tiempo del decreto para reconstruir a Jerusalén, hasta la Venida del Mashíaj (Mesías), pasarían exactamente 69 semanas de años, o 483 años. Esto ubicaría Su Venida en el 29 DC, y todos los líderes y hombres de Fe lo estaban esperando, y estaban a la expectativa de Su Llegada, para así liberarlos del gobierno Romano.

 

Shaúl simplemente iba por todas partes y anunciaba en las Sinagogas, y probaba por medio de las

Escrituras Sagradas, que Yeshúa era Aquel tan esperado Mashíaj (Mesías), y que Él no Vino como un Rey Gobernante, sino como un Siervo Sufrido. Del mismo modo, usted puede leer el Libro Maasé (Hechos) desde el principio hasta el final y no encontrará ni una sola vez que Shaúl entraba a las Sinagogas y enseñaba que la “Ley” fue abolida – lo cual sería totalmente contradictorio a su forma de vida; sino que vez tras vez Shaúl apoyaba la Torah, y  declaraba que el Mashíaj (Mesías) había Venido, que murió, y Resucito de entre los muertos; y proclamaba que Su Nombre es Yeshúa.

 

Esto es, Shaúl enseñaba la Torah de YHWH y el Testimonio de Yeshúa. Él era uno de aquellos que “obedecían a los Mandamientos de Elohim, y que tenían el Testimonio de Yeshúa”. Yeshayahu (Isaías) 8:20; Revelación (Apocalipsis) 12:17; 14:12. De hecho, en Maasé (Hechos) 24 cuando una secta Judía acusaba al Emisario Shaúl delante del gobernador Felix, Shaúl respondió en el versículo 24:21 que fue concerniente a la resurrección de los muertos aquello a lo que ellos se oponían y por lo cual lo acusaban, y en Maasé (Hechos) 25:8 Shaúl declara plenamente en su defensa que él ha hecho nada en contra de la Torah (en contra de la “Ley” de Elohim), en contra del Templo, y hasta en contra de Cesar.

 

Entonces ahora que conocemos el trasfondo de la educación del Emisario Shaúl, su formación, su posición social, forma de vida y sus practicas personales, veamos que enseño aparte de la resurrección de los muertos, aparte de que Yeshúa es el Mashíaj (Mesías), y aparte de la circuncisión en algunas situaciones, como en la de Timoteo quien fue Griego, Maasé (Hechos) 16:3; pero no con otros, como en el caso de Tito – quien también fue Griego.

 

En Maasé (Hechos) 20:21 el mensaje de Shaúl, en resumen, era el de testificar a los Judíos y a los

Griegos – arrepentimiento para con Elohim y la Fe en el Mashíaj Yeshúa (El Mesías Yeshúa).

 

Arrepentimiento y Fe – obediencia y Fe – la Torah y el Testimonio, Yeshayahu (Isaías) 8:20; Revelación (Apocalipsis) 12:17; 14:12; esta fue la enseñanza del Emisario Shaúl para con ambos, los Judíos y los Gentiles que estaban entre las naciones.

 

¿Existe alguna cosa que el Emisario Shaúl enseñó sobre la Torah (La “Ley”) de manera directa, y en términos claros para la comprensión? Si. En Romanos 7:12 él declara de manera plena que la Torah es Santa, y el Mandamiento Santo, Justo, y Bueno. Ahora bien, ¿Quién con una mente sana hablaría en contra, o enseñaría que una cosa que es Justa, y Santa, y Buena está abolida?

 

Digamos que usted, como un Norteamericano, cree que la Constitución de los Estados Unidos es justa y buena, y algunos extranjeros vienen hacia usted y le dicen que la Constitución estadounidense está abolida, que usted ya no está más bajo la ley de la Constitución Estadounidense, sino que está bajo la gracia. Usted seguramente miraría esa persona como si estuviera loca. Esta sería una declaración totalmente absurda. Pero aun así, hay personas que dicen esto sobre la Torah (la “Ley” de Elohim) todo el tiempo – la Ley la cual es la Constitución de Su Reino, y del universo entero.

 

Ahora digamos que un extranjero viene hacia usted y le dice, “No estoy bajo su ley. La ley Estadounidense está prohibida en nuestro país.” ¿Eso significa que él no está bajo la ley en su país? NO. ¿Eso significa que si él visita los Estados Unidos, que él no debe regirse por la ley estadounidense mientras él está en ese país? No. ¿Eso significa que si él se quiere convertir en un ciudadano norteamericano el no se va a sujetar a las leyes de ese país para obtener la ciudadanía? No. ¿Eso significa que la ley a la cual él está sujeto en su país es mejor que la ley estadounidense? No. ¿Eso significa que la ley norteamericana es mala, o una que cualquier persona no quisiera ni desearía regirse por ella? No.

 

De hecho, cuando uno la observa correctamente, la ley norteamericana, cuando esta en armonía con la Constitución de los Estados Unidos, es la más justa, la más recta, la ley más bendecida sobre estas tierras aparte de la Torah (la Ley de Elohim), cuando esta en línea con la Constitución. Y la única Ley mayor a la Constitución Estadounidense es la Torah de la “Ley” de Elohim contenida en Su Sagrada Escritura.

 

Y estas analogías son paralelas con la “Ley” de YHWH – con la Torah. Usted podrá ser un extranjero a la ciudadanía de Israel, y extranjero para con las Promesas dadas a Avraham – al igual que un ruso que es extranjero a la ciudadanía Estadounidense y a las promesas garantizadas por la Constitución Norteamericana. ¿Pero no preferiría usted estar bajo a la Ley Mayor y bajo las Mayores Promesas? Y yo le digo, en el Reino espiritual, usted podrá estar bajo la Torah (la “Ley” de Elohim) o bajo la ley de Hasatán. ¿Bajo cual ley usted quisiera estar?

 

El Emisario Shaúl llama a la “Ley” de Elohim Justa y Buena y Santa, Romanos 7:12. Yaacov (Santiago) llama la llama “La “Ley” de la Libertad”, Yaacov (Santiago) 1:25, al igual que los Norteamericanos consideran la Constitución de los Estados Unidos “ley de libertad”. El Emisario Shaúl también llama a la Torah Espiritual, Romanos 7:14; y declara que solo la mente

pecaminosa se opone a la misma, Romanos 8:6-8. Y en 1 Yojanán (1 Juan) 3:9, está Escrito que aquellos que son hijos de YHWH (hijos de Elohim) esto es, concebidos por el Rúaj HaKódesh (Espíritu Santo), no continúan violando Su Torah (Su “Ley”).

 

Es interesante para notar que a pesar de toda esta evidencia, que personas aun en sus días, en Romanos 3:8 también lo acusaban que él enseñaba a las personas hacer el mal para que el bien venga; porque existen personas en estos mismos días que enseñan esta misma doctrina en el nombre de Shaúl. Enseñan a las personas a quebrar, a resistirse, a oponerse, y hasta dejar la Torah de lado (la “Ley” de Elohim) para que la Gracia de Elohim abunde en ellos. ¿Pero cual fue la respuesta del Emisario Shaúl a esta doctrina y acusación? Él la llamó calumniadora y declaró que la condenación de aquellos que enseñan tal doctrina es justa.

 

De hecho, el Emisario Shaúl declara plenamente en 1 Corintios 6:9, 10: 6:9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el Reino de YHWH? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 6:10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el Reino de Elohim.

 

Él repite este mismo mensaje a los Gálatas en Gálatas 5:19-21 y a los Efesios en Efesios 5:3-7 al igual que a los Colosenses en Colosenses 3:5-10, y también a los Tesalonicenses en 1 Tesalonicenses 4:18 – todas asambleas predominantemente con mayoría gentil. Y, ¿De donde proviene este mensaje de advertencia y de reprensión para con ellos? Proviene directamente de la Torah, de la así llamada “Ley” que supuestamente está abolida.

 

El Emisario Shaúl claramente no enseño que la “Ley” fue abolida – él solo se encargó en decirle a los Corintios, Gálatas, Efesios, Colosenses, y los Tesalonicenses que si ellos continuarían pecando – continuarían violando la Torah – La “Ley” de Elohim, que ellos NO heredarían el Reino de YHWH, y que la ira de Elohim estará sobre ellos.

 

Él iba a las Sinagogas en cada Shabat (Sábado), Maasé (Hechos) 17:2; 18:4 (gracioso que el Emisario a los “gentiles” iba a la Sinagoga en cada Shabat para “alcanzar” a los “gentiles”). Él guardó los Tiempos Señalados de las Sagradas escrituras, Maasé (Hechos) 18:21; 20:6, 16 (al igual que los otros Emisarios, Maasé (Hechos) 2:1).

 

Él llevó a Timoteo, el cual era griego, a la circuncisión, Maasé (Hechos) 16:1-3;  Él tomó el voto nazareo por lo menos en dos ocasiones, Maasé (Hecho) 18:18; 21:17-23, votos que requería el sacrificio de animal, y el único voto que requería sacrifico de un animal; Bamidbar (Números) capitulo 6; y fue una vez a Jerusalén para ofrecer sacrificios en el nombre de la nación, Maasé (Hechos) 24:17, 18 en conexión con uno de estos votos (el voto de Maasé (Hechos) 21:17- 23).

 

Él enseñó que la “Ley” es Justa y Buena y Santa, Romanos 7:12; que la “Ley” es Espiritual, Romanos 7:14; y que solo la mente pecaminosa es aquella que se opone a la Torah, Romanos 8:6, 7; – no la mente espiritual, Romanos 8:5-9. Y en Romanos 6:12 que la Gracia de YHWH no es una licencia para seguir violando Su Torah; Y en Romanos 3:8 que aquellos que enseñan esas doctrina calumniosas son condenados, y de manera Justa.

 

Estas son las enseñanzas del Emisario Shaúl – el Representante de la Fe Judía para con los Gentiles – para con la gente de las naciones. Y las personas se sientan por allí y declaran constantemente, e ignorantemente, que Shaúl enseño que la “Ley está abolida” contrariamente a sus propias enseñanzas, practicas, y forma de vida; Y contrariamente a las propias Palabras de Yeshúa, que Dice que ni una jota ni una tilde pasarán de la Torah hasta que los Cielos y la tierra pasen. El Emisario Shaúl era Representante del Mashíaj Yeshúa (el Mesías Yeshúa), y al igual que Yeshúa, él no vino a abolir la Torah, sino cumplir con la misma, llevar a la Torah a su Cumplimiento.

 

Entonces, usted dice que somos Salvos por Gracias – no por las obras; y justificados por la Fe en Yeshúa – no por las obras de la “Ley”. Que no estamos bajo la “Ley” sino bajo la Gracia. Y EN VERDAD LO ESTAMOS!! Nuestro pueblo sabía esto desde el Principio porque es la misma “Ley” la cual las personas dicen que está abolida la que nos enseña sobre “Gracia” y “Salvación”.

 

Y ahora que sabemos que estas cosas no significan, y sabemos que el Emisario Shaúl no enseñaba, volvamos a Gálatas y continuemos nuestra investigación apartados de todos los teólogos con prejuicios de las religiones que fueron introducidos en nuestras cabezas durante todas nuestras vidas, y veamos que las Sagradas Escrituras, el Mashíaj Yeshúa (Mesías Yeshúa), y el Emisario Shaúl en Verdad nos dicen.

 

Comencemos con Gálatas 2:11-15,

2:11 …cuando Kefa (Pedro) vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar.

2:12 Pues antes que viniesen algunos de parte de Yaacov (Jacobo), comía (en compañerismo) con los gentiles (la gente de las naciones); pero después que vinieron (estos hombres de Yaacov), se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. (La muchedumbre de Maasé (Hechos) 15:1, 2)

2:13 Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos.

2:14 Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la Verdad del evangelio, dije a Kefa (Pedro) delante de todos: “Si tú, siendo judío, vives como los gentiles (como una persona de las naciones) y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?”

 

Para comprender esta declaración voy a proveer algún tipo de información de trasfondo Hebreo. Previamente a la Venida de Yeshúa, nuestro pueblo recibía expiación por sus pecados por medio del ofrecimiento de sacrificios de animales. Y para que un “Gentil” pueda participar en estos sacrificios para la remisión de sus pecados, debía convertirse a la Fe de Judea (ser Judíos). Pero para convertirse ellos debían circuncidarse.

 

Pero ahora luego de la Venida de Yeshúa, los tradicionalistas, referidos en la Escritura como “los de la circuncisión”, aunque ellos mismos creían en Yeshúa como el Mashíaj (Mesías), seguían discutiendo que la circuncisión era necesaria antes que un Gentil pudiera entrar al Pacto Avrahámico para convertirse en Judío, y por ende, poder participar en los sacrificios por los pecados, y aun así, ellos necesitaban convertirse en circuncisos para participar en el Sacrifico de Yeshúa.

 

Este debate sobre la circuncisión, del mismo modo, no era sobre el octavo día de la circuncisión el cual es el requerimiento para el Pacto Avrahámico; sino que se trata de la circuncisión que era necesaria llevarse a cabo previamente a la Venida de Yeshúa antes que un “convertido” pudiera participar de los sacrificios en el Templo para la remisión de pecados.

 

Ahora en este pasaje vemos a Kefa (Pedro), quien era un hombre Judío y Apóstol del Mashíaj (Mesías) “Judío”, y quien debía mostrar un ejemplo para con la gente de las naciones sobre la correcta manera de caminar, y quien con su propio ejemplo camino fuera del paso correcto, la correcta Halajah (la correcta forma de caminar).

 

Y a la luz de la visión que le fue dada en Maasé (Hechos) 10 y 11, Kefa (Pedro) debía conocer mejor que no debía tener miedo en tener compañerismo con los incircuncisos, los cueles salían fuera de las naciones hacia la Torah por medio de la Fe en Yeshúa, antes de tener miedo del camino tradicional que “La Circuncisión” defendía.

 

Pero en lugar de estar confiado sobre el compañerismo con estos creyentes semejantes a él cuando estos de la circuncisión (en Maasé (Hechos) 15:1, 2) se juntaron y vinieron, él se retiraba del compañerismo con ellos por miedo a que aquellos de la escuela tradicional respecto a la circuncisión pensarían. Pues, los de Judea (los “Judíos”) previamente a la Venida de Yeshúa ofrecían sacrificios para la remisión de pecados de manera habitual, como parte de su cultura y forma de vida, y solo le permitían a la gente de las naciones “a ser injertados” dentro de este sistema si primeramente ellos se circuncidaban.

 

Este fue el razonamiento, y era bastante lógico; por lo cual los Emisarios debieron tener un concilio sobre este asunto para determinar si esta practica era aun valida a la luz de la Llegada del Mashíaj (Mesías). El razonamiento era simple y era como a continuación, Salvación, esto es, la Remisión de pecados se obtiene a través de la participación y la entrada en el Pacto Avrahámico. El Pacto Avrahámico requería la circuncisión de todos aquellos que tenían una edad de 8 días. Y todos los demás, incluyendo a Avraham, fueron del mismo modo circuncidados; a pesar que él y el resto de su familia eran mayores de 8 días. De hecho, Avraham tenía 99 años de edad cuando fue

circuncidado.

 

Asimismo, el sacerdocio Levítico que fue “añadido” 430 años después también fue parte del Pacto Avrahámico, y asimismo, requería que uno se circuncide para poder participar del mismo. Pero cuando ellos discutieron este asunto en el concilio, se hizo evidente que Avraham era un Gentil (la nación de Israel y la tribu de Judáh aun no existían), cuando recibió el Pacto; Bereshit (Génesis) 12:1-8; que él era incircunciso cuando él recibió el Pacto; Bereshit (Génesis) 17:1-27; y que le fue contada la Justicia cuando aun era un Gentil incircunciso; Bereshit (Génesis) 15:6; y 430 años previos a la introducción del sacerdocio Levítico.

 

Y combinando esta información con el hecho que YHWH había Bendecido a los Gentiles prosélitos obedientes a la Torah con la Inmersión del Rúaj HaKódesh (Espíritu Santo) mientras ellos eran incircuncisos; y mientras estaban fuera de los sacrificios en el Templo según el Orden Sacerdotal Levítico, se hizo evidente que al igual que Avraham no necesitaba ser circunciso previamente a su entrada en el Pacto, y que no necesitaba participar en el Orden sacerdotal Levítico para la remisión de pecados, que tampoco lo necesitaban los Gentiles en los días de Yeshúa.

 

Y luego de la Venida de Yeshúa, decenas de miles de Judíos aceptaron a Yeshúa como el Mashíaj (Mesías), y como el último Sacrificio (Maasé (Hechos) 21:20) que fue figurado cuando Avraham ofreció a Itzjak (Isaac); y aceptaron a Yeshúa en el lugar de los sacrificios del Templo, comprendiendo que aquellos sacrificios simplemente apuntaban a Su último Sacrifico, y que nunca fue la intención de los mismos reemplazar Su Sacrificio.

 

Pero muchos, especialmente aquellos lideres de la corriente principal, y aquellos que estaban interesados en mantener las cosas de la manera que fueron, continuaron en insistir que la Salvación (remisión de pecados) no podía obtenerse fuera de la participación en los sacrificios realizados en el Templo, que subsiguientemente, por la tradición, requerían que uno sea circuncidado.

 

Entonces Shaúl (Pablo) le dice a Kefa (Pedro) en paráfrasis, 2:14 …“Si tú, siendo judío (esto es, un hombre circunciso que creció participando de los sacrificios en el Templo para la remisión de pecados), vives como los gentiles (como uno que no participa en los sacrificios del templo para la remisión de pecados) y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar (ser circuncidados para seguir esta secta e invalidar la tradición) ?”

 

En otras palabras Kefa (Pedro), ¿Cómo obligas a estos Gentiles a circuncidarse para seguir el camino, que tu siendo Judío creyente en Yeshúa no sigues más, especialmente cuando estos Gentiles nunca participaron en este camino de los sacrificios como un comienzo?”

 

Porque, 2:15 Nosotros, judíos de nacimiento (conociendo el Evangelio y el camino de Justicia desde el principio), y no pecadores (provenientes de una forma de vida pecaminosa) de entre los Gentiles, 2:16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la Ley (por los sacrificios de animales, que solo expían el pecado, pero que no nos justifican del pecado), sino por la fe (por el Sacrificio) de HaMashíaj Yeshúa (el Mesías Yeshúa).

 

Comencemos con la palabra “”justificados” usada en Gálatas 2:16 en la frase… 2:16 que el hombre no es justificado por las obras de la “ley”, sino por la fe de HaMashíaj Yeshúa (el Mesías Yeshúa)… La palabra “justificados” esta relacionada a la palabra “judicial”, la cual entre paréntesis proviene de la palabra “Judáh”, y que significa que alguna forma de justicia ha sido alcanzada a la luz de alguna previa injusticia cometida.

 

Las palabras en castellano que más se asemejan a este concepto Hebreo son las palabras “perdón” y “absuelto”. Esto es, el concepto Hebreo de “justificar” es similar a un perdón el cual nos perdona de una sentencia y que causa que nuestro récord sea borrado a pesar de nuestra culpa; y similar a la palabra absuelto que esa “justificación” nos transforma en inocentes, a pesar de nuestra culpa, como si nunca antes hemos sido culpables.

 

Entonces esta frase podría traducirse como: 2:16 “no somos perdonados y absueltos por medio de las obras de la “ley”, sino por medio de la Fe en el Sacrificio de Yeshúa por nosotros.”

 

La frase “obras de la ley” siempre es referida a los sacrificios en el Templo del sacerdocio Levítico. Y los sacrificios de animales solo pueden “expiar”, esto es, solo pueden pagar por o “cubrir” los pecados de uno; pero nunca pueden absolver o perdonar a un individuo. Sino que solo por la Sangre de Yeshúa uno puede ser absuelto o perdonado, mas bien que el mero pago de la deuda. Sin embargo, aunque esta frase no hace referencia a la Ley de la Torah de Elohim, es también verdad que la Torah (la Ley de Elohim) no puede perdonarnos o absolvernos tampoco.

 

Entonces, ¿Por qué la obediencia a la “Ley” no puede absolver una persona de sus violaciones para con la misma? Por la misma razón que al ser un ciudadano obediente a la ley por 20 años luego de asesinar a alguien no absuelve el asesinato de una persona. Si usted es un ciudadano obediente a la ley por 50 años luego de haber cometido un asesinato, ese hecho aun no lo libera del la deuda del castigo por ese asesinato. ¿Por qué? Porque la “justicia” requerida por ese asesinato aun no ha sido satisfactoria. Todas las buenas obras de una vida entera no pueden satisfacer la justicia requerida por aquel crimen.

 

Verá, es lo mismo con la Torah (con la “Ley” de Elohim). Obedeciendo la Torah (la “Ley”) no logra nada para satisfacer la justicia requerida por nuestras pasadas violaciones en contra de la Torah. Entonces, ¿Qué se requiere para satisfacer la justicia requerida por nuestros crímenes pasados? Una pena debe ser pagada. Y hasta que esa pena es pague, no existe nada que se pueda hacer para eliminar esa pena. Porque hasta que esa pena haya sido pagada, la justicia no ha sido llevada a cabo.

 

Las Sagradas Escrituras declaran que la pena, el castigo del pecado – el castigo por violar la Torah, la “Ley” de YHWH – es muerte. Y ningún monto de trabajo de caridad o misionero puede sustituir aquella pena, castigo, requerido y satisfacer la justicia requerida por nuestros pecados. Y existen solo dos formas en que aquella pena de muerte por nuestras violaciones de la Torah la Ley de Elohim) pasadas puedan ser pagas. Lo podemos pagar por nosotros mismos, o podemos aceptar el Pago de Yeshúa por nosotros.

 

Y, ¿Por qué Yeshúa puede pagar por ello por nosotros? Porque Él mismo nunca pecó – Él nunca violó la Torah, nunca violó la “Ley” de Elohim. Él es el Único que puede pagar por la pena de muerte por nosotros – porque Él es el Único que nunca tenía esa deuda, la de la muerte.

 

Y así es que, somos “Justificados” – esto es, la justicia ha sido satisfactoria por nosotros al aceptar la muerte y Resurrección de Yeshúa – y no ninguna cosa buena que hemos hecho fuera de la requerida pena, del requerido castigo. Y una vez que la justicia ha sido satisfactoria por los crímenes que hemos cometido, ¿Eso significa que de repente esta BIEN salir de nuevo y cometer más crímenes? YHWH no lo permita! Estando Justificados por su gracia por medio del Sacrificio de Su Hijo no nos permite salir y seguir pecando.

 

Como lo dijo Yeshúa “No peques más”.

 

Estas frases no tienen nada que ver con que si la “Ley” esta abolida. No, tratan solo la cuestión de que si la “Ley” nos sería por un eterno beneficio. Trata de si sería una Bendición para con nosotros para Vida Eterna si la obedecemos, y si hemos sido justificados de nuestras violaciones de la Torah pasadas por medio de la Sangre de Yeshúa; o si sería una maldición para con nosotros para así morir porque hemos violado, y continuamos violándola.

 

Es la diferencia entre pecadores que se han arrepentido de sus violaciones de la Torah (Ley) y dejaron de violar la Torah (la Ley), que se han arrepentido de sus pecados y dejaron de pecar; y aquellos que tienen excusas para sus violaciones de la Torah (Ley) y continúan violando la Torah (Ley), que tienen excusas para sus pecados y siguen pecando.

 

Estamos fuera de tiempo ahora, continuaremos este estudio de Gálatas la próxima vez. Copias de este estudio son gratuitas. Si usted pierde la Parte Dos de este estudio, entonces por favor ordene una copia. Y si usted lo escuchó, ordene una copia de todos modos para su liberaría personal. O para amigos. Será el caso que será, por favor no se pierda la segunda parte de este estudio sobre el Libro de los Gálatas.

 

Del mismo modo, si usted desea investigar su árbol genealógico o herencia judía, puede escribir un E-mail a Ron Doctor a:  rondoc@quest.net, y pedir ingresar a su lista de E-mail. Él tiene numerosas y excelentes fuentes disponibles. Él lo tendrá informado de manera semanal con informaciones sobre seminarios, contactos, librerías y recursos genealógicos, oradores invitados, investigación genética/científica y mucho más. [Todo en inglés.]

 

 

 

Capítulo 2

 

Ahora vamos a continuar nuestro estudio sobre el Libro de Gálatas. Y si usted no había leído la primera parte de esta enseñanza, entonces ordene una copia de la misma. Son gratuitas, y están ambas partes, Parte 1 y Parte 2 de esta enseñanza la cual son totalmente cruciales para comprender el Libro de Gálatas con el trasfondo y cultura hebrea, en el cual fue escrito.

 

Entonces, Gálatas 2:16, ¿qué dice? Dice:

2:16 El hombre no es justificado por las obras de la Ley, sino por la Fe en Yeshúa.

 

Relacione este concepto en el sistema judicial Estadounidense – entre paréntesis, la palabra “judicial” proviene de la palabra Judah (Yehudah), la tribu de Yeshúa y de la cual descendió, y es de donde obtenemos la palabra “Judío”, y la palabra “Jueces”.

 

Ahora bien, una analogía: Usted es un norteamericano, y sus amigos le han convencido matar a alguien. Usted se arrepiente del crimen, y por los siguientes 20 años usted se esfuerza y trata de compensar su crimen por medio de su actitud de un perfecto obediente a la ley. Usted sale y ayuda a la gente pobre, realiza trabajos misioneros, ayuda a los ancianos a cruzar la calle, hace actos de caridad, y reporta crímenes. Quizás hasta se convierte en un agente de seguridad o detective de homicidios. Pero 20 años después su conexión al crimen se descubre. ¿Todas las buenas obras desde el asesinato le servirán de algo? ¡Absolutamente no! Sus buenas obras no le han “justificado” concerniente al crimen. Esto es, la “justicia” en cuanto a su crimen no ha sido llevada a cabo, ni ejecutada. No, usted aun irá a la corte y será juzgado.

 

Y supongamos que luego de ser condenado usted es sentenciado a la pena de muerte. Ahora, la “justicia sí se ha llevado a cabo concerniente a su crimen; pero mientras ellos lo preparan para llevarlo a la prisión para aguardar la ejecución, el Gobernador se le acerca y le concede un perdón. Si usted acepta ese perdón, entonces usted acaba de ser justificado por medio de la fe en su perdón, que ninguna cantidad de buenas obras u obediencia a la ley serían capaces de lograr.

 

Ahora bien, ¿Esto significa que la ley Norteamericana es ahora abolida y usted esta libre ahora para cometer más crímenes? ¡Absolutamente no! Usted solo se había salvado por la gracia del Gobernador – no por sus obras. Pero puede estar seguro de que si vuelve a cometer otro asesinato – el perdón no le va a ser más útil que sus buenas obras. Usted había sido liberado de la pena de muerte, no por medio de la abolición de la ley, sino estando bajo la gracia del Gobernador.

 

Esto es, no porque la ley misma había sido abolida; sino porque la penalidad a la cual usted estaba sujeto, la cual fue prescripta por la ley para asegurarse que la justicia se lleve a cabo; esa penalidad es aquello que fue abolido porque fue satisfactorio el perdón del Gobernador. Y el perdón del Gobernador no le fue concedido para que usted vuelva a cometer más crímenes; sino porque cuando usted suplicó en la corte por misericordia, y libremente reconoció su culpabilidad, y con

sinceridad declaró su compromiso de no pecar más, entonces el Gobernador escucho su suplica y su confesión de corazón, y le tuvo compasión, confiando que usted en verdad no vuelva a pecar. Esto no significa que el Gobernador dejó de lado la Constitución Norteamericana o cualquier ley del gobierno. Esto si significa que él le dará a usted otra oportunidad, y que él va a honrar su confesión y su compromiso del arrepentimiento – por medio del perdón que él le da concernientes a sus pecados pasados.

 

Como está Escrito en Romanos 3:24-25:

3:24 siendo justificados gratuitamente por Su Gracia, mediante la Redención que es en Mashiaj (Mesías) Yeshúa,

3:25 a quien YHWH puso como Propiciación por medio de la Fe en Su Sangre, para manifestar Su Justicia, a causa de haber pasado por alto, en Su Paciencia, las violaciones de la Torah (pecados) pasadas.

 

Y como está Escrito en Romanos 3:28, 31:

3:28 …Concluimos, pues, que el hombre es Justificado por Fe (en el Sacrificio de Yeshúa) sin las obras de la Ley (sacrificios de la Ley).

3:31 ¿Luego por la Fe invalidamos la Torah (la Ley de YHWH)? En ninguna manera, sino que confirmamos la Torah (la “Ley”).

 

Y Romanos 6:2 Dice:

6:2 “Porque los que hemos muerto al pecado (a la violación de la “Ley”, Torah), ¿cómo viviremos aún en él?”

 

Y como está Escrito en 1 Yojanán (1 Juan) 3:8-9):

3:8 El que practica el pecado es del diablo…

3:9 …Todo aquel que es nacido de Elohim, no practica la violación de la Torah (Su Ley) / el pecado.

 

Efectivamente, el remanente es hecho de aquellos que obedecen la Torah (la Ley) de YHWH y creen en el Testimonio de Yeshúa Su Hijo. Hitgalut (Revelación) 12:17. ¡A la Torah y al Testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha Amanecido. Yeshayahu (Isaías) 8:20. La Torah es Luz, Mishlei (Proverbios) 6:23, y si caminamos en la Luz como YHWH Es Luz, entonces Yeshúa, el Hijo de YHWH, nos limpia de todo pecado, 1 Yojanán (1 Juan) 1:6,7.

 

Entonces, vayamos a Gálatas ahora y veamos que nos dice en verdad. Si usted recuerda el estudio de nuestra última sesión, usted recordara que la palabra “justificado” en estos pasajes significa: “Satisfacer la justicia, y calificar o considerar como inocente a uno que cometió un crimen.” Es similar al indulto o al perdón del Gobernador. Mantenga este concepto de la palabra “justificado” en mente a medida que continuemos con nuestro estudio.

 

Comenzaremos con los versículos que comienzan y finalizan el tono y el contexto del Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) en su respuesta a cualquier pregunta que le fue manifestada y enviada en el Libro de Gálatas.

 

En Gálatas 2:2-3 él dice,

2:2 Pero subí según una Revelación, y para no correr o haber corrido en vano, expuse en privado a los que tenían cierta reputación la Buena Nueva (el Evangelio) que predico entre la gente de las naciones (los gentiles).

2:3 Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, con todo y ser griego, fue obligado a circuncidarse.

 

Luego él se desvía a varias analogías en los Capítulos 2, 3 y 4 y concluye sus analogías en capitulo 5:2-4 con, 5:2 He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará el Mashiaj (Mesías).

5:3 Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley (de los sacrificios).

5:4 Del Mashiaj (Mesías) os desligasteis, los que por la Ley (de los sacrificios) os justificáis; de la Gracia habéis caído.

 

Verá, toda la presentación del Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) es para mostrar qué es aquello que nos Justifica; esto es, que satisface el requerimiento de la Justicia, y nos califica como inocentes en cuanto a nuestros pecados pasados. No es en cuanto a si la Torah (la Ley de YHWH) está abolida o no, lo cual he explicado en la última sesión.

 

Y no es sobre si la circuncisión (la cual es parte del Pacto de Fe hecho con Avraham) está abolida o no, porque en Maaseh (Hechos) 16:3, el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) llevo a Timoteo, quien era Griego, a circuncidarse; y en Romanos 2:25 y 3:2 el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) dice que la circuncisión aprovecha en todas maneras – si usted obedece la Torah (la Ley de YHWH).

 

Verá, es completamente sobre qué lleva a cabo la Justicia en nuestro beneficio concerniente a nuestras violaciones pasadas de la Torah, y que no. No recibimos un perdón por nuestros crímenes pasados porque somos buenos y obedientes ciudadanos para con la ley luego de que hemos cometido nuestro crimen. No, recibimos el perdón porque el Gobernador, a partir de su gracia y misericordia, considero nuestra deuda paga, y nos califico como inocentes en cuento a nuestro(s) crimen(es) pasado(s).

 

¿Entonces por qué el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) circuncidó a Timoteo – pero no se sintió obligado a circuncidar a Tito, ambos que fueron Griegos?

 

En Maaseh (Hechos) 15:1 nos es revelado que algunos creyentes – probablemente Esenios o Fariseos, enseñaban que un Gentil no puede recibir Salvación; esto es, que no podría ser absuelto o perdonado de sus pecados, a menos que primero reciban la circuncisión de la conversión que les permitiría tomar parte de los sacrificios en el Templo. Y aparentemente los Gálatas corrían con estas mismas personas. En cuanto a la frase, “obras de la ley”. Estas frases son un concepto e idioma Hebreo que siempre hacen referencia al sacrificio de un animal realizado en el Templo, y las leyes de hombres y sus tradiciones alrededor de este sistema; y nunca a la Ley de la Torah.

 

Porque y como dije, ninguno es perdonado y declarado inocente por medio de sus buenas obras, obedeciendo la Ley, o por medio de sacrificios de animales. Únicamente satisfaciendo la penalidad requerida para justicia compensa la deuda que se debe concerniente a los pecados de uno. Y solo un perdón elimina el legajo de la culpabilidad de uno. Y la circuncisión para la conversión es una obra, tradiciones de hombres – no un perdón o el pago para el pecado.

 

Pero nuestro pueblo siempre supo estas cosas. YHWH Usó a nuestro pueblo para escribir las Escrituras en nuestro idioma Hebreo. Entonces si todos sabemos estas cosas por la misma enseñanza de la Torah (la Ley de YHWH), entonces, ¿Por qué estos Esenios o Fariseos pensaban diferente?

 

Ellos pensaron de manera diferente porque YHWH le Dio el Plan de Salvación a nuestro pueblo por medio de Avraham. Este Plan fue revivido por medio de Mosheh (Moisés) como esta Escrito en Hebreos 4:2, 4:2 Porque también a nosotros se nos ha anunciado la Buena Nueva (el Evangelio) como a ellos (en el desierto); pero no les aprovechó el oír la Palabra, por no ir acompañada de Fe en los que la oyeron.

 

Esta Buena Nueva (Evangelio) de Salvación fue entonces preservada por medio del Reino tribal de Judah (Yehudah), y referido como “La Fe”, o “El Camino”. Y todos aquellos que practicaron la Fe se conocieron como Judíos (Yehudim).

Y como Yeshúa Declaró en la Buena Nueva (Evangelio) de Yojanán (Juan) 4:22:

4:22 “…La salvación viene de los judíos.”

 

Esto es, la mayordomía de la Buena Nueva (Evangelio) de Salvación es de los Judíos. Esta Fe y mayordomía al mismo tiempo permanecieron bajo la influencia de los hijos de Israel hasta la destrucción del Templo en los años 70 DM – 40 años después de la Primera Venida de Yeshúa. Desde entonces, ha sido dividida e infiltrada en las dos religiones vacías de la moderna Cristiandad y el Judaísmo contemporáneo.

 

Pero mientras era aun la preeminente religión, una de las cosas que se debía hacer para oficialmente “convertirse” a la Fe, era que usted debía circuncidarse. ¿Por qué? Porque eso fue lo que el Pacto con Avraham, y revivido por medio de Mosheh (Moisés), declaraba que se debía hacer.

 

Pero no con el propósito de ser justificado o absuelto. Esta circuncisión Ordenada a Avraham y a Mosheh (Moisés) era que se debían circuncidar al octavo día después de sus nacimientos, una edad donde el tema de Salvación es totalmente irrelevante. Pero los nuevos creyentes que entraban en el redil eran hombres grandes. ¿Cómo entonces un hombre grande se

circuncida al octavo día? Él no se circuncida. Y sí, Avraham tenía 90 años de edad, y por lo tanto era mayor que ocho días cuando fue circuncidado; como también lo fueron la mayoría de los hombres de su casa. Sin embargo, su circuncisión ocurrió 430 años antes a la introducción del sacerdocio Levítico mostrando claramente que la circuncisión del Pacto de Avraham no estaba relacionada de ninguna manera con el sacerdocio Levítico.

 

Ni tampoco era un requerimiento para la Salvación, o para la participación de los sacrificios de animales, porque Avraham mismo ofreció sacrificios previamente a su entrada en el Pacto de la circuncisión; Bereshit (Génesis) 12:8; 13:4; 15:7-11. Al igual que Abel y Noaj (Noé) también son recordados como habiendo ofrecido sacrificios antes de la circuncisión, y previamente al sacerdocio Levítico; Bereshit (Génesis) 4:4; 8:20.

 

Entonces, la circuncisión que el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) hacia referencia no es la circuncisión del octavo día Ordenada a Avraham y a Mosheh en la Torah, o ningún otro tipo de circuncisión; sino que es la circuncisión de los tradicionalistas, aquellos de “la circuncisión” requerían para la conversión oficial de la versión institucionalizada de la Fe que todo gire alrededor del sacerdocio Levítico acompañado por los sacrificios.

 

Una institución que estaba agonizando porque aquellos lideres que abiertamente aceptaban a Yeshúa como el Mashiaj (Mesías) eran echados fuera de sus posiciones de liderazgo. Y la Fe, como una institución, consecuentemente, se convirtió en una tumba para los no creyentes y se quedo así hasta este día.

 

Avraham tenía 90 años de edad cuando fue circuncidado; pero él fue justificado – perdonado y absuelto, mucho, mucho antes que fuera circuncidado. Entonces su circuncisión no tenía nada que ver con lo que la Torah requería para satisfacer la justicia, o con la provisión para el perdón o para el indulto de los pecados pasados.

 

Pero, Gálatas 3:26-29 dice que ustedes todos son hijos de YHWH a través de la Fe en la Obra de Yeshúa – por medio de la “Justificación” (Pago, perdón e indulto) que Él proveyó. Y que si usted pertenece a Yeshúa, entonces usted es descendiente de Avraham, y heredero de acuerdo a la Promesa. Y este es todo el punto sobre el cual escribió el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) en el Libro de Gálatas, para mostrar qué nos perdona y qué no. Y fue escrito con el propósito de dirigirse al mismo asunto que fue presentado en Maaseh (Hechos) 15:1, 2.

 

Y parte de la analogía que él usa para aclarar su punto concerniente a Maaseh (Hechos) 15 es por medio de la muestra sobre la forma en que el Don de Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo) fue recibido. Ahora bien, antes de que continuemos, aclaremos que más no nos justifica – no nos perdona o no nos indulta; porque el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) también esta por usar este asunto en otra analogía para demostrar el mismo punto.

 

Probablemente usted no lo acertó, pero si acertó “Expiación” acertó correctamente. Es asombroso cuan predominante está el concepto de recibir la Expiación por nuestros pecados por medio de Yeshúa. Pero, ¿Sabia usted que las palabras expiar y expiación no están mencionadas una sola vez en el así llamado “Nuevo Testamento” excepto en la versión en ingles del King James en Romanos 5:11 (la palabra expiación), la cual fue traducida de la palabra Griega “katallaghv” (Katallage), que significa “reconciliación”, y no expiación; y en la versión Reina Valera en Castellano en la versiones 1909, 1960 Revisada y 1995 de Estudio en Hebreos 2:17 (la palabra expiar), la cual fue traducida de la palabra Griega hilaskomai, que significa “hacer reconciliación” y no expiar?

 

Sin embargo, el concepto de expiación es por medio del Tanaj – el “Antiguo” Testamento. Y en Hebreo esta palabra significa hacer restitución, reparar daños o heridas, o cancelar o apaciguar el enojo. Y de alguna manera esta expiación recibida por medio de la sangre de los sacrificios ha sido torcida a través de las traducciones erróneas a lo largo de los siglos, para asociarla con la “Justificación” recibida por medio de Yeshúa.

 

Pero los conceptos de expiación y justificación son dos cosas diferentes. Expiación puede satisfacer y cancelar una deuda, pero hace nada para calificar a uno inocente en cuanto a su conducta pasada. Sin embargo, justificación (perdón e indulto) si lo hace. Expiación es como pagar un préstamo que se dejó de cumplir con sus pagos; pero la justificación, es como tener el antecedente de su incumplimiento en cuanto al pago del préstamo removido de su legajo.

 

Expiación es como la restitución que usted paga para reparar una injuria causada por el crimen que usted cometió. Pero la justificación es como recibir el perdón o el indulto que causa que su crimen sea completamente removido del legajo de la corte. Y la sangre de la expiación, obtenida por medio de los sacrificios de animales, ¿de qué manera es como la circuncisión de la conversión? Es una “obra de la ley”; esto es, es una actividad relacionada específicamente, y excepcionalmente dependiente de, la existencia del Sacerdocio Levítico.

 

Pero no como la circuncisión, expiación puede realmente cancelar una deuda. Por otra parte, aunque la expiación le provee el pago / la restitución de sus deudas, es inferior a la justificación que realmente elimina el legajo de sus deudas amén del pago de las mismas.

Expiación y justificación también difieren en que la expiación es lo que la parte culpable hace para hacer el pago en cuanto a la deuda que la misma debía, pero la justificación es lo que el Gobernador hace en nombre de la parte culpable a pesar de su deuda. Entonces la circuncisión es una obra que lo marca como uno que ha entrado en el Pacto de Avraham. Expiación, una obra que uno realiza de acuerdo al Mandamiento de YHWH para hacer el pago y la restitución por los pecados de uno dentro de Pacto. Y la justificación un acto completamente de gracia y compasión del Presidente o del Gobernador para absolverlo a usted de su culpabilidad, y calificarlo como inocente dentro de ese pacto concerniente a sus condenas pasadas, con la condición que usted “salga y no peque más”.

 

Y entonces como dice Gálatas 2:16-19:

2:16 Sabiendo que el hombre no es Justificado (Perdonando o Absuelto) por las obras de la ley (por medio de la sangre de los animales o por medio de la circuncisión), sino por la fe en Yeshúa HaMashiaj (el Mesías), nosotros también hemos creído en Yeshúa HaMashiaj (el Mesías), para ser Justificados (Perdonados y Absueltos) por la Fe en el Mashiaj (Mesías) (por medio de Su Sangre) y no por las obras de la ley (por medio de la expiación de sangre o circuncisión, etc.), por cuanto por las obras de la ley (circuncisión y expiación de sangre) nadie será justificado (Perdonado o Absuelto).

2:17 Y si buscando ser Justificados (Absueltos y Perdonados) en el Mashiaj (Mesías), también nosotros somos hallados como violadores de la Torah (pecadores), ¿es por eso Yeshúa ministro de pecado (de violación a la Torah)? En ninguna manera.

2:18 Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, soy yo el que me hice violador de la Torah (transgresor me hago) (no Él).

2:19 Porque yo por la ley (la Ley de YHWH) soy muerto para la ley (la ley del pecado), a fin de vivir para YHWH.

 

Ahora para clarificar qué es lo que Gálatas 2:19 en verdad Dice. Vayamos a Romanos y clarifiquemos exactamente a cual “ley” hemos muerto, y a cual vivimos. Comencemos con Romanos 8:2:

8:2 Porque la Ley del Espíritu de Vida en HaMashiaj Yeshúa me ha Librado de la ley del pecado y de la muerte.

 

Entonces vemos aquí “una” Ley de Vida relacionada a Yeshúa y “una” ley de pecado relacionada a la muerte.

 

Vaya a Romanos 7:25 donde el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) dice:

7:25 …Así que, yo mismo con la mente sirvo a la Torah de YHWH (la Ley de Elohim), mas con la carne a la Torah del pecado (la ley del pecado).

 

Entonces vemos aquí nuevamente otro contraste que muestra que la Ley de YHWH (la Torah), y la ley del pecado, son dos cosas diferentes. De hecho, en Romanos 7:7, 12, 13 el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) dice:

7:7 ¿La Torah de YHWH (la Ley de Elohim) es pecado? En ninguna manera.

7:12 De manera que la Torah de YHWH (la Ley de Elohim) a la Verdad es Santa, y el Mandamiento Santo, Justo y Bueno.

7:13 ¿Luego la Torah de YHWH (LA Ley de Elohim), lo que es Bueno, vino a ser muerte para mí? En ninguna manera.

 

Es la paga del pecado la cual trae la muerte, como está Escrito en Romanos 6:23:

6:23 Porque la paga del pecado es muerte…

 

Verá, es la torah del pecado la cual trae consigo la muerte, no la Torah de YHWH. La palabra “Torah” significa Instrucción. Y YHWH tiene Instrucciones para Su pueblo, y Hasatán instrucciones para su pueblo. La Una provee para el espíritu y naturaleza generosa, y la otra provee para la carne y naturaleza egoísta. La Instrucción (Torah) de YHWH Dirige a todos aquellos que la siguen hacia el Camino de Vida, y la instrucción de Hasatan (la torah del pecado) dirige a todos aquellos que la siguen hacia la carretera de la muerte.

 

Como dice el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) en Romanos 7:14:

7:14 Porque sabemos que la Torah de YHWH (la Ley de Elohim) es Espiritual.

 

Y en Romanos 8:6:

8:6 …pero el ocuparse del Espíritu es Vida y Paz.

 

Y nuevamente, ¿Qué dice Romanos 8:2? Que la Torah de YHWH (la Ley de Elohim) es?:

8:2 Porque la Torah de la Rúaj (la Ley del Espíritu) de Vida…

 

Y en Romanos 8:7, que solamente la carnal, la mente no espiritual es la que se opone a la misma. Entonces si usted se opone a la misma, usted aun está muerto en sus pecados (en sus violaciones a la Torah). De hecho Devarim (Deuteronomio) 30:11-20 y 32:44-47, declara lo mismo; que obedecer a la Torah de YHWH nos trae Vida, pero el quebrarla – esto es, obedecer la torah del pecado – nos trae muerte.

 

Entonces Gálatas 2:19, ¿Dice nuevamente qué? Dice:

2:19 Porque yo por la Torah (la Ley) soy muerto para la torah (la ley), a fin de Vivir para YHWH.

 

Entonces por medio de una Ley hemos muerto a la otra ley para que Vivamos, y los versículos recién citados de Romanos declaran que la “Ley de YHWH es Santa, Justa y Buena”. Que es Espiritual, y que esta Ley de la Rúaj (Espíritu) es la que da Vida; y que finalmente, la ley del pecado es la que lleva a la muerte, no la Torah, no la Ley de YHWH, porque la Ley de YHWH no es la ley de muerte (de pecado), la cual proviene de satan, sino que es la Ley de Vida.

 

Entonces, ¿A cual ley hemos muerto? ¿A la Torah de YHWH (la Ley de Elohim) la cual es Espiritual y lleva a la Vida, o a la torah del pecado que lleva a la muerte?

 

Vaya a Romanos 6:2, 6:

6:2 Porque los que hemos muerto al pecado (el pecado es violación de la Torah, a la Ley de YHWH), ¿cómo viviremos aún en él (continuando violando la Ley de Elohim, la Torah)?

6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con Yeshúa, para que el cuerpo del pecado sea destruido…

 

No que la Torah de YHWH (la Ley de Elohim) sea destruida; sino que el cuerpo del pecado sea destruido. Sí, no es de la Torah (Ley de Elohim) de la cual hemos sido Liberados, sino de la torah del pecado y muerte.

 

Romanos 6:10 Porque en cuanto murió Yeshúa, al pecado murió una vez por todas (para quien cree); mas en cuanto Vive, para YHWH Vive.

 

Entonces Gálatas 2:19 más precisamente, ¿Dice qué? Que yo, por medio de la Torah de YHWH, he muerto a la torah del pecado, para que yo Viva para YHWH.

 

Retrocedamos a Romanos 6:11:

6:11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero Vivos para YHWH…

 

¿Y qué fue lo que Hizo Yeshúa? Él Enseño y Vivió la Torah de YHWH. Lo cual, entre paréntesis, es exactamente el porque Él Era sin pecado; porque Él nunca violó o Enseño en contra de la Torah (en contra de la Ley de Elohim).

 

Vayamos a Romanos 6:20:

6:20 Porque cuando erais esclavos del pecado (¿Qué es pecado? violación de la Ley de Elohim), erais libres acerca de la Justicia.

 

Tehilim (Salmo) 119:172 declara que las Mitzvot (Mandamientos) de YHWH son Justicia, Y en Devarim (Deuteronomio) 6:25 que la Torah de YHWH es Justicia para nosotros cuando la obedecemos.

 

En Romanos 2:26 y 8:4 el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) habla sobre la Justicia que proviene de la Torah (la Ley de Elohim). Y él dice en Romanos 6:20, que cuando usted vive una vida de pecado, una vida en oposición, y contraria a, la Torah (contraria a la Ley de Elohim), que usted es liberado en cuanto a la Justicia contenida en la Torah (en la Ley).

 

Shaúl (Pablo) entonces vuelve y dice en 6:21, exactamente el siguiente versículo:

6:21 “¿Pero qué fruto teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte”.

 

¿Qué cosas? Las cosas pecaminosas que usted solía hacer fuera de, y contrarias a, la Torah (la Ley de Elohim), cuando vivió aquello que usted pensaba que fue la así llamada vida “de libertad”. Pero ahora siendo Libres del pecado – no de la Justicia, sino del pecado (de la violación de la Torah, la Ley de Elohim), y convertidos en sirvientes de YHWH, ahora sus frutos son de Santidad, con el resultado final, la Vida Eterna.

 

Y, ¿La Torah de YHWH (la Ley de Elohim) es qué? Es Santa, Justa y Buena. ¿No tiene sentido que aquello que es Santo sea usado para dirigirnos a la Santidad? ¿Y aquello que es Bueno, a la Bondad? ¿Y aquello que es Justo y Espiritual, a Justos y Espirituales?

 

Las Sagradas Escrituras también enseñan que la Torah (la Ley de Elohim) es Verdad. Entonces si aquello que es Santo nos puede dirigir a la Santidad, aquello que es Verdad nos puede dirigir a la Verdad.

 

¿Qué más podemos decir sobre la Torah (la Ley de Elohim)?

Tehilim (Salmo) 19 dice que Su Torah (Su Ley) es Perfecta, que hace volver el alma, y YHWH nos Dice que seamos Perfectos como Él Es Perfecto. Entonces, ¿Como nos convertimos en Perfectos? Bueno, si aquello que es Santo nos Enseña Santidad, entonces aquello que es Perfecto nos Enseñará como convertirnos en Perfectos.

 

Entonces las Sagradas Escrituras dicen que la Torah (la Ley de YHWH) es Perfecta, es Justicia, es Santa, es Justa, es Buena, es Verdad, es Espiritual, y nos define para con nosotros el camino de la Vida. Pero las mismas Escrituras también Enseñan que la ley del pecado – la cual es la violación de la Torah (la Ley de Elohim) y en completa oposición a la Torah (a Su Ley), nos lleva hacia la muerte.

 

Entonces, ¿Qué es lo que la Iglesia hace por ahí?

La misma va y enseña a todos que Su Ley, la Torah, (la cual es Perfecta, Justa, Justicia, Santa, Buena, Verdad, y dadora de Vida, Espiritual, y la cual el Mashiaj (Mesías) Mismo Dijo que no fue abolida) ha, contrariamente a las Palabras de Yeshúa, sido, de hecho, abolida y clavada en la cruz. ¿Cuánto más anti Mashiaj (Mesías) y antisemítica puede una doctrina convertirse? Como Shaúl (Pablo) dice en Romanos 6:1:

6:1 “¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos violando la Torah (la Ley de Elohim) para que Su Gracia  abunde? YHWH no lo Permita!”

 

Usted también puede decir de la misma manera, vayamos y cometamos más crímenes para que de ese modo recibamos más perdón del Gobernador.

 

Que errónea doctrina es la que las personas y las Iglesias van desparramando por ahí. No existe duda del porque los Judíos no responden a las Buenas Nuevas (el Evangelio), porque no lo han escuchado aun! El Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) se acercaba a las personas, aun en su mismo tiempo.

 

“Sí, sostengo la Ley completamente, pero no dejo de lado la gracia del Gobernador, porque si el enseñaban estas mismas herejías. En Romanos 3:8 él llama esta herejía calumnia, y declara que aquellos que enseñan tal calumnia serán Justamente condenados.

 

Aquí está Gálatas 2:19 clarificado:

2:19 No les digo, porque yo por la Torah de YHWH (por medio de la Ley de Vida) soy muerto para la ley del pecado (a la ley de la muerte), a fin de que yo pueda vivir mi vida ahora para YHWH.

 

Entonces el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) es un minucioso maestro y defensor de la Torah (de la Ley de Elohim). Pero en Gálatas 2:21 él clarifica:

2:21 No desecho la Gracia (la Misericordia) de YHWH; pues si por la Torah (por la Ley de YHWH) fuese la Justicia, entonces por demás murió Yeshúa.

 

“Ahora espere un segundo Hezekiyah, usted acaba de decir hace un rato que los Mandamientos de YHWH son Justicia, y que los mismos nos llevan a la Justicia, pero ahora el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) acaba de decir que si la Justicia viene por medio de la Torah (la Ley de Elohim), entonces por demás murió Yeshúa, y sin ningún motivo. Usted se esta contradiciendo Hezekiyah.”

 

Bien amigos, no, no me estoy contradiciendo, y tampoco las Escrituras, o el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) mismo, quien hizo esta declaración – no yo. Verá, en las Escrituras existen dos tipos de “Justicia”. El primer tipo de Justicia es lo que uno recibe por simplemente hacer aquello que es correcto. Como está dicho en 1 Yojanán (1 Juan) 3:7:

3:7 …nadie os engañe; el que hace Justicia es Justo, como Yeshúa es Justo.

 

Pero el segundo tipo de Justicia es muy similar a la palabra “Justificación” la cual significa – ser absuelto o perdonado, y es una Justicia que solo nos puede ser otorgada por medio de la Misericordia y Gracias de alguien que es Mayor que nosotros, para así limpiarnos de nuestra pasada deuda o crimen.

 

El primer tipo de Justicia es aquella que proviene de la obediencia a la Torah (la Ley de Elohim). Es una Justicia que podemos crear por nosotros mismos por medio de la obediencia y fidelidad. Pero el segundo tipo puede ser solamente recibido por medio la Misericordia o el perdón de otro.

 

En otras palabras, la Justicia de la Torah es como la justicia que un Norteamericano recibe al obedecer las leyes del país, y al no ser cómplice de una actividad criminal. Pero la Justicia recibida a través de Yeshúa apartada de la Torah (de la Ley de YHWH) es como la justicia recibida en un convicto quien fue perdonado por el Gobernador y que tuvo su legajo sellado y destruido. La declaración del Emisario Shaúl (del Apóstol Pablo) en Gálatas 2:21 es como decir, indulto y el perdón provienen por medio del hecho que sea un ciudadano obediente a la ley, entonces el perdón del Gobernador será vano.

Verá, perdón e indulto son para los culpables – no para los inocentes.

 

Solo hablo según las analogías del Emisario Shaúl (del Apóstol Pablo) y las convierto en hechos contemporáneos.

Los traductores podrían haber hecho algo similar, pero a ello les hubiera requerido que cambien sus teologías. Y esto es algo que la corriente principal de la religión nunca hará y que es cambiar sus teologías para conformarse en la Verdad.

 

Pero volviendo ahora a la Justicia que proviene de la Torah, el único problema con ese tipo de Justicia es que las Sagradas Escrituras declaran que somos culpables por haber violado Su Torah – la Ley de Vida. Somos todos culpables por haber cometido el pecado en un tiempo u otro – y la paga del pecado es muerte. Y esto tiene sentido, que si usted viola la Ley de Vida, que el resultado sea la muerte.

 

Es igual a que si usted salta desde un avión a dos kilómetros de altura sin un paracaídas. Las consecuencias cuando usted golpea la tierra serán la muerte. Aquel paracaídas era la Ley de Vida, pero usted violó esa ley y por lo tanto, murió. Una teología muy básica.

 

Pero verá, YHWH no Quiere que nosotros muramos, sino que tengamos Vida Eterna; entonces Él Creó una forma de Justicia (un paracaídas) la cual sería recibida por nosotros concerniente a nuestros crímenes espirituales pasados. Esa Justicia nos llego en forma de un indulto o perdón espiritual a través del Mashiaj Yeshúa. Y al igual que el perdón del Gobernador – una vez que usted lo recibe se espera que usted “salga y no peque más”.

 

 

Capítulo 3

Ahora vamos a continuar nuestra investigación del libro Gálatas, comenzando con capítulo 3.

 

Gálatas, capítulo 3, se lee como a continuación:

 

3:1 “¡Oh Gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó para no obedecer a la Verdad, a vosotros ante cuyos ojos HaMashiaj Yeshúa fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?

 

3:2  Esto sólo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis la Rúaj (Espíritu) por las obras de la ley, o por el oír con Fe?

 

3:3  ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por la Rúaj (Espíritu), ahora vais a acabar por la carne?”

 

En Parte 1 del estudio de Gálatas hemos demostrado como Shaúl (el Apóstol Pablo) se dirigió a las cuestiones de la circuncisión con el propósito de la Liberación (Salvación).

 

Un debate que estaba dirigido en Maaseh (Hechos) 15:1; y como su oposición al tema de la circuncisión con el propósito de la Liberación (Salvación) fue porque, como él mismo declaró, “el hombre no es Justificado” esto es, no es perdonado o absuelto de sus pecados pasados como resultado de cualquier obra buena que pudiera haber hecho; sino sólo por medio de la Gracia y Misericordia de Yeshúa y Su Padre.

 

En Parte 2, entramos en el concepto del indulto y del perdón un poco más profundamente, y entonces vimos como Shaúl (el Apóstol Pablo) modifica su presentación al declarar que siendo absueltos de nuestros delitos pasados en contra de Elohim y en contra de los hombres no significa que podemos salir y continuar pecando; porque al construir aquello que fue eliminado y destruido a través del Perdón de Elohim nos llevará a convertirnos nuevamente en culpables.

 

También hemos hablado sobre el hecho de que la manera para morir a la ley del pecado es a través de la obediencia a la Ley de Elohim, no a través de la desobediencia a la misma. Y que nosotros, como convictos perdonados y absueltos, debemos ahora salir afuera a partir de ahora y conducirnos como ciudadanos obedientes a la ley, no como criminales y pecadores.

Shaúl (el Apóstol Pablo) retrocede entonces a su tema principal por medio de la aclaración que este concepto de vivir una vida de obediencia a la ley luego de haber sidos perdonados y absueltos, no deja de lado la Gracia de Elohim; sino que simplemente significa que el perdón y el indulto no provienen por medio de nuestra obediencia, sino por medio de la Gracia de Elohim; a través de Su Misericordia y Perdón.

 

En el capitulo 3, Shaúl (el Apóstol Pablo) procede y continua con su siguiente ejemplo sobre como la función del Perdón y del Indulto difiere de la función de las obras a través de la pregunta “¿Cómo recibieron la Inmersión (Bautismo) de la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo)?

 

¿Por las obras llevadas a cabo en la carne, o a través del Indulto y el Perdón por medio de la Fe en la Ofrenda por el pecado de Yeshúa? Al igual que Avraham le creyó a Elohim y le fue contado por Justicia.

 

Verá, existe una Justicia que se obtiene aparte de las obras de la Ley, aparte de los sacrificios de animales y con la adherencia a las tradiciones de hombres.

 

Es la Justicia que recibimos concerniente a nuestras violaciones pasadas de la Torah la cual puede ser recibida únicamente a través de la aceptación de Yeshúa como nuestra Ofrenda por el pecado. No que la Justicia de la Ley haya sido abolida; sino que la Justicia de la Ley es acreditada únicamente cuando se obedece a la Ley – pero que no es, y no puede ser acreditada para con nosotros cuando la desobedecemos.

 

Como un ejemplo podemos observar a Avraham y ver que Avraham tuvo ambos tipos de Justicia, pues está Escrito en Bereshit (Génesis) 26:1-5 que el Pacto con Avraham pasó a Itzjak (Isaac) porque Avraham obedeció la Voz de Elohim, guardó Sus Preceptos, Sus Mandamientos, Sus Tiempos Señalados, y Su Torah (Ley).

 

Esto es, él fue Justo en cuanto a los Mandamientos de la Torah, pero también fue Justo concerniente a la Fe en la Promesa de Elohim sobre la Redención de la raza humana a través de la Simiente Prometida de HaMashiaj Yeshúa , que Perdonará e Indultará a ambos, a él y a nosotros, por nuestros pecados pasados en contra de Elohim.

 

Esto es, a nosotros, al igual que a Avraham, se nos acredita un tipo de Justicia que proviene a través de la obediencia a la Torah (la Ley de Elohim); pero concerniente a nuestras violaciones de la Torah (la Ley de Elohim) pasadas, nosotros, al igual que Avraham, ponemos nuestra Fe en la Justicia que nos es provista por medio del Sacrificio de Yeshúa por causa de nuestros pecados pasados.

 

Y esta Justicia la cual fue provista separadamente de la Torah (la Ley de Elohim), no fue provista como reemplazo de la Torah (la Ley de Elohim), sino como complemento de la misma.

 

Entonces, volviendo a la pregunta. ¿Hemos recibido la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo) a través de nuestras obras de sacrificios de animales o circuncisión, o por medio de la obediencia a la Torah? ¿O la recibimos por medio de la Fe en el Perdón e Indulto que nos fue provisto a través de Yeshúa?

 

Bien, veamos el legajo de las Sagradas Escritura. Avraham fue obediente a la Torah (a la Ley de Elohim).

 

Él fue circuncidado; circuncidó a Itzjak (Isaac) al octavo día; y hasta donde las obras llegan, él ofreció holocaustos y sacrificios. Y todo ello en el tiempo presente de su vida.

 

Avraham también creyó en la Simiente Prometida del Mashiaj, la Obra de YHWH, por medio de quien todas las naciones de la tierra serían benditas por la Torah, en lugar de ser maldecidas por la misma. Todo tiempo presente para Avraham.

 

¿Recibió Avraham la Inmersión (Bautismo) de la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo) en su vida? No.

 

Y, ¿Qué hay sobre Moshéh? Mosheh también fue circuncidado, ofreció holocaustos y sacrificios, y obedeció la Torah (la Ley de Elohim) irreprensiblemente en cuanto a su conducta en su tiempo presente, y creyó en la Simiente Prometida del Mashiaj que había de venir, lo cual era tiempo futuro para Mosheh.

 

Del mismo modo todos los profetas, Zejaryahu (Zacarías), Yosef (José), al igual que los doce talmidim (discípulos / estudiantes) fueron también circuncidados al octavo día, ofrecieron sacrificios, y obedecieron la Torah – tiempo presente. Y creyeron en la Simiente Prometida que había de venir – tiempo futuro.

 

Pero ninguno de ellos recibió la Inmersión (Bautismo) de la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo) hasta que el tiempo futuro de estos creyentes fue materializado.

 

¿Tiempo futuro hasta cuándo? Hasta que Yeshúa la Simiente Prometida Vino, y Murió, y se Levantó de la tumba.

 

Una vez que el tiempo futuro de la Simiente de Yeshúa se convirtió en tiempo presente – entonces, y sólo entonces, la Inmersión (Bautismo) de la Rúaj HaKadosh fue dada. Y solamente luego de que la plenitud de la Buena Nueva (Evangelio) haya sido restaurada; al igual que la Inmersión (Bautismo) de la Rúaj (Espíritu) no será derramada en su plenitud una vez más en nuestra generación hasta que la Buena Nueva (Evangelio) será restaurada por los dos testigos de Hitgalut (Revelación) 11.

 

Todos nuestros antepasados – Avraham, Itzjak (Isaac) y Yaacov (Jacob), todos los profetas, y todos los discípulos y todos aquellos que creyeron, y obedecieron la Torah, ofrecieron sacrificios, y han sido circuncidados a lo largo de los siglos, y ninguno de los mismos recibió alguna vez la Inmersión (Bautismo) de la Rúaj HaKadosh como resultado de alguna de esas cosas – como resultado de algunas de esas “obras” o actos de obediencia.

 

Sí, no sucedió hasta que la Simiente Prometida de HaMashiaj Yeshúa había Venido, y Muerto, y había sido Resucitado, en ese entonces fue dada la Rúaj (Espíritu). Y no fue sino solo entonces, que alguno de nosotros recibió el Perdón o el Indulto por nuestros pecados. (Punto Clave)

 

Hasta ese tiempo todo lo que pudimos recibir, todos nosotros, era la expiación por nuestros pecados, que solo cancelaba la deuda de uno para satisfacer el requerimiento de Justicia; pero que no podía expurgar el legajo criminal de uno de los archivos públicos como el perdón y el indulto lo hacen.

 

Pero tome nota también de que todos aquellos que recibieron la Inmersión de la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo) eran de hecho ciudadanos obedientes a la ley (obedientes a la Torah) que se habían arrepentido de sus violaciones pasadas de la Torah.

 

Y la Rúaj (Espíritu) no les fue suministrada porque fueron ciudadanos obedientes a la Torah; sino porque es a aquellos que se comprometen al arrepentimiento y a realizar aquello que es bueno, que Yeshúa – nuestro Gobernante Espiritual, facilita el Perdón y el Indulto.

 

Como está Escrito en Maaseh (Hechos) 5:32,

 

5:32   … y también la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo), la cual ha dado YHWH a los que le obedecen.

 

Esto es, no a aquellos que están comprometidos a vidas criminales, vidas de violación a la Torah (pecado); sino a aquellos que están con remordimiento y que se comprometen a cambiar para bien, y a hacer aquello que es correcto.

 

Verá, la Rúaj (Espíritu) no podría suministrarse hasta que hayamos sido Perdonados e Indultados por medio de la Sangre de Yeshúa. Hasta que Yeshúa, la Simiente Prometida, y nuestro “Gobernante” Espiritual haya Venido. Porque la Rúaj (Espíritu) puede morar solamente en un templo que haya sido purificado y lavado.

 

Entonces, ¿cuál es el motivo por el cual no podíamos recibir la Rúaj (Espíritu) hasta que Yeshúa haya Venido?

 

Porque todos habían pecado y caído de la Gloria de Elohim, y por lo tanto no estaban en condiciones para recibir la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo) hasta que hayamos sido calificados como inocentes, por medio del Perdón y del Indulto a través del Sacrificio de Yeshúa, a través de la purificación y el lavamiento por Su Sangre.

 

Verá, la sangre de toros y becerros podía sólo cancelar nuestras deudas; pero no podía nunca llevarse nuestros pecados, no podía nunca llevarse nuestro legajo criminal o nuestro legajo de culpabilidad.

 

Fue Yeshúa Quien nos calificaría como inocentes concerniente a nuestras culpas pasadas, y por lo tanto no fue hasta que Yeshúa vino que ni siquiera el justo Nóaj (Noé), el justo Avraham, o el justo Mosheh, podrían ser bendecidos con la morada de la Rúaj HaKadosh dentro de sí.

 

Y del mismo modo, no fue sino hasta Yeshúa que podíamos ser Indultados y Perdonados para también ser calificados para la Inmersión de la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo), y ser guiados hacia la Promesa de Elohim dada a Avraham y a sus descendientes, los hijos de Israel! Los hijos a los cuales usted pertenece – Si  usted obedece la Torah y tiene el Testimonio de Yeshúa.

 

Entonces con estas cosas en mente, los siguientes pasajes en Gálatas 3 y 4 comenzarán a tener más sentido. Pero antes de que continuemos, dejemos en claro que no sólo la Torah enseña sobre varios tipos de obras, sino que también nos enseña Fe – y las Buenas Nuevas de Salvación (el Evangelio) mismas.

 

Ahora bien, concerniente a Yeshúa en Yojanán (Juan) 1:45 está Escrito,

 

1:45 “…Hemos hallado a Aquél de quien escribió Mosheh en la Torah (la Ley), así como los profetas: a Yeshúa de Nazaret, el hijo de Yosef (José)”.

 

Y en Yojanán (Juan) 5:39 está Escrito,

 

5:39  “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la Vida Eterna; y ellas son las que dan Testimonio de Mí.”

 

Las Escrituras de aquellos tiempos, por supuesto, siendo la Torah, los Profetas, y los Escritos.

 

Y concerniente a la Buena Nueva (el Evangelio), en Hebreos 3:17 hasta 4:2 está Escrito que la Buena Nueva (Evangelio) fue predicado a Mosheh y a aquellos en el desierto al igual que a nosotros, y en Gálatas 3:8 que Avraham, quien vivió varios siglos antes de Mosheh, también escuchó la Buena Nueva (Evangelio).

 

Y concerniente a la Fe, en Matityahu (Mateo) 23:23 está Escrito que el peso de los asuntos más importantes de la Torah (de la “Ley”) son la Justicia, Misericordia, y Fe.

 

Así es – Fe.

 

La Torah nos Enseña no sólo sobre quién es Yeshúa, y Quién será, y sobre la Buena Nueva (Evangelio) concerniente a Él, sino que también nos Enseña sobre la Fe

 

Entonces, si la Torah nos Enseña sobre Yeshúa, y nos Enseña sobre la Fe, y nos Enseña sobre la misma Buena Nueva (Evangelio) – entonces, ¿Cómo puede estar abolida?

 

Bueno, quizás ha sido abolida, en las vidas de creyentes carentes de Fe, y quizás es tiempo de que nosotros, como creyentes fieles, restauremos estas enseñanzas, al igual que el resto de las Enseñanzas de la Torah.

 

Entonces vemos como las obras de la Torah, y la Fe, la cual también es Enseñada por la Torah, son dos elementos diferentes de la misma cosa, que de ninguna manera se cancelan entre sí; sino que meramente desempeñan diferentes funciones de diferentes aspectos del mismo “Evangelio”.

 

Vayamos a Gálatas 3:5,

 

3:5  “Aquel, pues, que os suministra la Rúaj (Espíritu), y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley (la circuncisión requerida para poder participar de los sacrificios en el Templo, y los sacrificios), o por el oír con Fe (la cual hemos demostrado que también es Enseñada por la Torah)?”

 

Al igual que Avraham “le creyó a Elohim y le fue contado por Justicia.”

 

La creencia de Avraham aquí le es contada por Justicia, pero aun Bereshit (Génesis) 26:5 declara que Avraham era obediente a la Torah. Y es obvio que su obediencia no anula la Fe, ni anuló la Gracia de Elohim sobre él. Y nadie llama a Avraham legalista por combinar su Fe con la obediencia a la “Ley” de Elohim.

 

Entonces debe ser claro ahora que Gálatas no enseña que la Fe reemplazó la Torah (la Ley) o que la “Ley” ha sido abolida, o que está en oposición a la Fe de alguna manera. No tiene nada que ver con estas imposiciones de interpretaciones tradicionalistas.

 

No, los escritos de Shaúl (el Apóstol Pablo) en este Libro son simplemente sobre qué nos Perdona y nos Absuelve, y sobre qué trae consigo la Bendición de la Rúaj (Espíritu), y la Promesa dada por medio de Avraham, para con nosotros.

 

Gálatas 3:7-9

 

3:7  Sabed, por tanto, que los que son de Fe, éstos son hijos de Avraham.

 

3:8  Y la Escritura, previendo que YHWH había de Perdonar e Indultar a las naciones por la Fe, dio de antemano la Buena Nueva (el Evangelio) a Avraham, diciendo: En ti serán Benditas todas las naciones.

 

3:9  De modo que los de la Fe son bendecidos con el creyente Avraham.

 

Ahora, ¿Qué significa ser Bendecido, y como recibimos la Bendición? La Bendición está en oposición a la maldición. Y las Sagradas Escrituras declaran que la Bendición se obtiene por medio de la obediencia a la Torah, y la maldición se obtiene a través de la desobediencia a la Torah – por medio del pecado.

 

Entonces, si las Escrituras declaran que todos hemos pecado en un tiempo u otro – sea por voluntad propia o por ignorancia, ¿Bajo qué nos sitúa ese hecho, bajo la Bendición de la Torah – o la maldición?

 

La maldición por supuesto – al igual que Shaúl (el Apóstol Pablo) declara en Romanos 7:10 que la Torah de YHWH (Ley de Elohim) que debía traerme Vida – esto es, debía traerme Bendición, me trajo muerte – me trajo maldición, ¿Por qué?

 

Por mis violaciones en contra de la Misma.

 

Entonces una vez que estoy bajo la maldición, ¿Las Bendiciones son de ayuda para mí? En otras palabras, ¿El comer saludablemente en realidad me hace bien si fumo cigarrillos y uso drogas?

 

No, en verdad no. Sería mejor no comer saludablemente; aquello solo significa que atrasaría la maldición un poco más para que se complete el ciclo de la muerte en mí.

 

Y, del mismo modo, si estoy bajo la maldición, ¿Significa esto que debo rechazar la Bendición?

 

Esto es, si fumo y tomo drogas, y estoy en un estado de salud pobre como resultado a ello, ¿Es por eso que debo seguir viviendo mi vida de maldición y no buscar una mejor? Por supuesto que no.

 

Entonces, ¿Cómo nos Enseñan las Sagradas Escrituras que podemos salir de debajo de la maldición?

 

Nos Enseñan a escapar de la maldición por medio del arrepentimiento y la expiación.

 

Pero, ¿Es la expiación por medio de los sacrificios de animales que YHWH dijo que las naciones de la tierra serían Bendecidas, o es a través de la Simiente de Avraham?

 

Es a través de la Simiente de Avraham que YHWH dijo que las naciones de la Tierra serían Bendecidas. Y Aquella Simiente Prometida, como Gálatas 3:16 declara, es Yeshúa.

 

Y, ¿Qué Hizo Yeshúa por nosotros que la sangre de expiación no podía hacer por nosotros? Él nos indultó y nos Perdonó de nuestros pecados – el equivalente de obtener todo nuestro legajo criminal expurgado y destruido.

 

La expiación fue capaz de satisfacer el requerimiento de justicia y cancelar nuestras deudas; pero sólo por medio de la Justificación – esto es, por medio del Perdón y del Indulto, toda evidencia de nuestra previa culpa es eliminada. Es sólo a través de este método que nuestras túnicas pueden estar sin ninguna mancha ni arruga.

 

Y, ¿Qué sucede cuando una persona es perdonada o absuelta de un crimen? Las bendiciones y la libertad de la “ley” son restauradas. Y las bendiciones de la ley son bendiciones en toda manera para con aquellos que son considerados como inocentes.

 

Ahora, vayamos a Gálatas 3:10 donde dice, que todos aquellos que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, porque está Escrito,

 

3:10  “…Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el Libro de la Torah (Libro de la Ley de Elohim), para hacerlas.”

 

¿Por qué es así? Porque las obras (las cuales en el contexto se refieren a la expiación recibida a través de la sangre de los animales) producen las evidencias de nuestra culpa. Y nuestra culpa es la evidencia que estamos bajo la maldición – al igual que una prisión es la evidencia de una persona convicta, y el hecho de ser convicto la evidencia de la culpa de aquella persona.

 

Entonces Gálatas 3:11 continua y dice…

 

3:11  “Y que por la Torah (por la Ley) ninguno es Absuelto y Perdonado para con YHWH, es evidente, porque: el Perdón y el Indulto será el resultado de vivir por la Fe.

 

3:12  y la Torah no es de Fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas.

 

3:13  Yeshúa nos redimió de la maldición de la Torah, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: “Maldito todo el que es colgado en un madero”),

 

3:14  para que en HaMashiaj Yeshúa la bendición de Avraham alcanzase a la gente de las naciones, a fin de que por la Fe recibiésemos la Promesa de la Rúaj (Espíritu)”.

 

¿Fe en qué? Por medio de la Fe en Yeshúa, la Simiente Prometida, que nos Redimiría de la maldición de la Torah a través del Perdón y del Indulto para con nosotros en cuanto a nuestros pecados pasados en contra de la Torah (la Ley de Elohim), para que la vida y las Bendiciones de la Torah (la Ley de Elohim) puedan fluir dentro de las vidas de aquellos que la obedecen.

 

Ahora Shaúl (el Apóstol Pablo) continua al versículo 3:15 para entrar en otra analogía para demostrar como el Perdón, y el Indulto, y la Redención de la maldición llegarían por medio de la Fe en la Simiente Prometida de Yeshúa y no por medio de las obras diciendo:

 

3:15  “Hermanos, hablo en términos humanos: Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade.

 

3:16  Ahora bien, a Avraham fueron hechas las promesas, y a su Simiente. YHWH no Dice: “Y a las simientes”, como si hablase de muchos, sino como de uno: “Y a tu Simiente”, la cual es el Mashíaj.

 

3:17  “Esto, pues, digo: El Pacto previamente ratificado por YHWH para con el Mashiaj Yeshúa, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la Promesa.

 

3:18  Porque si la herencia es por la ley, ya no es por la Promesa; pero YHWH la concedió a Avraham mediante la Promesa.

 

Si usted conoce la historia de Mosheh, sabrá que las promesas dadas a Mosheh, y a los hijos de Israel, son idénticas a aquellas dadas a Avraham, pero les fueron dadas a Avraham primero, 430 años antes.

 

Y si usted conoce la historia de Avraham, entonces sabrá que Avraham obedecía a la Torah (la Ley de Elohim), que ofreció holocaustos y sacrificios, y que practicó la circuncisión 430 años antes que Mosheh recibiera estas cosas en el Monte Sinaí.

 

De hecho, en Shemot (Éxodo) 2:24 YHWH Afirma plenamente que la razón por la cual Él sacaba a Mosheh y a los hijos de Israel de Egipto era como resultado directo del Pacto hecho con Avraham. Y de hecho, Avraham fue notificado sobre este éxodo en Bereshit (Génesis) 15:13-14.

 

Entonces si todo esto es así, ¿Qué pues llegó 430 años después que fue diferente de lo que Avraham tenía?

 

El santuario terrenal, y el sacerdocio Levítico ordenado al mismo, es lo que fue diferente.

 

Este sacerdocio y santuario terrenal el cual fue el modelo del Santuario Celestial, y el cual fue sólo una sombra de lo que ha de venir durante el Reino Milenial de Yeshúa; y no las cosas mismas, no fueron parte del Pacto original con Avraham; sino que fueron añadidas a causa de las transgresiones; esto es, fueron añadidas por las violaciones en contra de la Torah de YHWH (la Ley de Elohim), por el pecado.

 

Ahora tiene sentido que si el santuario terrenal es la sombra de lo que ha de venir como lo afirma Hebreos 10:1, incluso como Mosheh y Yehoshúa el hijo de Nun, fueron la sombra de la Primera y Segunda Venida de Yeshúa. Que Yeshúa debía Venir antes que las cosas que son sombra pudieran venir.

 

Ahora, si usted recuerda la enseñanza acerca de los Diez Mandamientos, he explicado que no es el código moral que fue Escrito sobre las Tablas; sino más bien las Instrucciones sobre cómo construir los diez Componentes del Santuario.

 

Si usted recuerda, estas Tablas que representaban el modelo de las cosas Celestiales, y de las cosas por venir, fueron destruidas / rotas la primera vez por el pecado del pueblo. Pero la segunda vez en que Mosheh bajó, el Santuario fue Construido para expiar sus pecados en preparación de la entrada a la Tierra Prometida por Yehoshua hijo de Nun, el tipo y sombra de HaMashiaj Yeshúa Quien nos llevará a la Tierra Prometida en Su Segunda Venida.

 

El modelo fue repetido con el Santuario de piedra del Templo – el cual también fue destruido como resultado del pecado de Israel después de la Primera Venida de Yeshúa. Pero ahora vemos que el modelo está siendo reparado porque el tiempo en que el Templo será reconstruido se acerca rápidamente.

 

Y cuando Yeshúa vuelva esta segunda vez, esta vez Él encontrara un pueblo fiel, y como a tal, no destruirá el Templo – de la misma manera en que Mosheh no rompió el segundo juego de Tablas cuando encontró un pueblo fiel.

 

Usted también notará en Hebreos 10:1 que el santuario terrenal con sus sacrificios es también referido como “la ley”, entonces se pone en evidencia, una vez más, que la frase “la ley” no siempre hace referencia a las mismas cosas.

 

 

A veces hace referencia a la “Ley” de Elohim, a veces a la ley de HaSatán – la ley del pecado; y a veces a la “ley” de sacrificios – la ley del santuario terrenal, el cual fue añadido 430 años después de la Promesa dada a Avraham.

 

Entonces, y como está afirmado en Gálatas 3:19:

 

3:19a  “Entonces, ¿para qué sirve la ley?…”

 

¿Cuál ley? La ley del santuario terrenal según el Orden de Leví/Aarón, con sus sacrificios acompañados, los cuales eran sólo la sombra de las cosas que habían de venir – no las cosas mismas. Versículo 19 continúa:

 

3:19b  “…Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la Simiente (quien es Yeshúa) a quien fue hecha la Promesa…”

 

¿En aquel tiempo la expiación sería reemplazada con qué? Con la Justificación, y con el derramamiento de la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo).

 

3:21a  ¿Luego la ley es contraria a las Promesas de YHWH?

 

¿Cuál ley? La ley del santuario, a las cuales algunas obras de la ley están relacionadas y de las cuales Shaúl (el Apóstol Pablo) pregunta, “¿Luego la ley [del santuario] es contraria a la Promesas de Elohim? Y él dice:

 

3:21b  En ninguna manera; porque si la ley (la ley del santuario terrenal) dada pudiera vivificar, el Perdón y el Indulto fueran verdaderamente por aquella ley.

 

3:22  Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la Promesa que es por la Fe en HaMashiaj Yeshúa fuese dada a los creyentes (en Su Sacrificio).

 

¿Creer en qué? Quien cree que Yeshúa es el Sacrificio final, presentado por YHWH Mismo, al cual todos los sacrificios fueron su sombra y finalmente cumplidos en Él.

 

3:23a  Pero antes que viniese la Fe,

 

¿Fe en qué? Fe en Yeshúa.

 

3:23b  estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella Fe que iba a ser revelada.

 

Y 3:24 dice que la Ley (del Templo) fue dada como tutor; e instructor, para llevarnos al Mashiaj, para que finalmente pudiéramos ser Perdonados y Absueltos a través de la Fe en Él.

 

3:25  Pero venida la Fe, ya no estamos bajo tutor,

 

Si usted quiere conocer con mayores detalles de qué está hablando este pasaje de Gálatas, Capitulo 3, sólo lea el Libro de Hebreos, capítulos 6:19 al 10:25. Usted encontrara allí cinco capítulos de explicación que afirman precisamente lo que acabo de decir en la enseñanza de hoy.

 

Pero recuerde, no es que el santuario y los sacrificios hayan sido abolidos – sino que esta expresión particular de los mismos ha pasado. ¿Por qué? Porque y como lo dicen las Sagradas Escrituras, ellos fueron la sombra de las cosas que habían de venir.

 

Y, ¿Qué son las cosas que habían de venir? El Sacerdocio Perfecto del cual Yeshúa es el Sumo Sacerdote. El Sacerdocio y el Templo del cual Yeshúa Gobernara como Sumo Sacerdote desde el tiempo de Su Retorno y durante los 1,000 años del Reino como está profetizado en Yejezkel (Ezequiel), capítulos 38-48, y en Hitgalut (Revelación) 1:6, 5:10 y 20:5-6.

 

Como dice en Shemot (Éxodo) 19:5, 6:

 

19:5  “Ahora, pues, si diereis oído a Mi Voz, y guardareis Mi Pacto, vosotros seréis Mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.

 

19:6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y nación santa.”

 

Y como Kefa (Pedro) lo confirma en 1 Kefa (1 Pedro) 2:9,

 

2:9  “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por YHWH…”

 

Y como dice en Hitgalut (Revelación) 20:6,

 

20:6  “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotesde YHWH y del Mashiaj, y reinarán con él mil años.”

 

Y como Hitgalut (Revelación) 14:12 dice,

 

14:12  Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los Mandamientos de YHWH y la Fe de Yeshúa (el Testimonio de Yeshúa).

 

“¡A la Torah y al Testimonio! Si no dijeren conforme a esto es porque no les ha Amanecido”; Yeshayahu (Isaías) 8:20.

 

Y ustedes amigos míos, como dice en Gálatas 3:26-29, son todos hijos de YHWH a través de esta misma Fe en el Sacrificio de Yeshúa – y son quienes obedecen los Mandamientos de YHWH, y son quienes habían sido Perdonados y Absueltos por medio de su Fe y confianza en Él.

 

Y si usted pertenece a Yeshúa, entonces es simiente de Avraham, y heredero según la Promesa, y como Shaúl (el Apóstol Pablo) afirma en 1 Corintios 12:2,

 

12:2 “No son más gentiles”

 

Continuaremos este estudio de Gálatas la próxima vez.

 

 

Capítulo 4

 

 

Ahora vamos a continuar con nuestro estudio de Gálatas, comenzando con capítulo 4. Pero primero, repasemos brevemente las dos primeras sesiones.

 

En la primera sesión hemos abordado sobre lo que Shaúl (el Apóstol Pablo) no hablaba, porque conocemos que como un discípulo escogido por Yeshúa Mismo, él era un hombre de integridad, un hombre que practicaba lo que predicaba; y que lo que él predicaba, lo predicaba arriesgadamente y sin temor.

 

Su conducta sin temores, de hecho, causó que en dos ocasiones fuera apedreado y dejado por muerto, azotado y recibiendo latigazos en numerosas ocasiones, puesto en prisión en múltiples ocasiones, y echado fuera de las sinagogas repetidamente. Todo por su predicación arriesgada  y sin temor de la Torah y el Testimonio de HaMashíaj Yeshúa.

 

Él no se acobardaba por la presión pública, o por las opiniones de las masas; sino que hablaba y predicaba en verdad, incluso frente a muerte. Y así es como sabemos que cuando Shaúl (Pablo) enseñó o predicó algo, lo hacía por la convicción de la Verdad y no por ningún propósito político, o miedo basado en causa alguna. Entonces, si él lo enseñó, o lo predicó, en cualquier forma o matiz, era porque él lo sostenía con una firme convicción.

 

Y estos son los hechos y las enseñanzas de Shaúl (Pablo):

 

Él era Judío (Maaseh (Hechos) 22:3), y fariseo (Maaseh (Hechos) 23:6; 26:5), enseñado bajo la instrucción de Gamliel (Maaseh (Hechos) 22:3), y circuncidado al octavo día.

 

Él, como creyente en Yeshúa, hizo circuncidar a Timoteo (Maaseh (Hechos) 16:3), y como creyente en Yeshúa tomó el voto Nazareo en dos ocasiones, el voto que requiere  sacrificio de animal y pago de dinero al Templo (Maaseh (Hechos) 18:18; 21:26 y Bamidbar (Números) capítulo 6).

 

Shaúl (Pablo), como un creyente en Yeshúa, asistía a la sinagoga en cada Shabat (Maaseh (Hechos) 17:2), buscaba afanadamente celebrar los Tiempos Señalados (los Días Santos) de las Sagradas Escrituras (Maaseh (Hechos) 18:19-21; 20:6,16), e instruyó a los creyentes gentiles a que los celebrasen también (1 Corintios 5:8).

 

Y Shaúl (el Apóstol Pablo), como un creyente en HaMashíaj Yeshúa, enseñó a los gentiles y a sus compañeros creyentes Judíos que aquellos que violan la Torah no entrarán en el Reino de YHWH (Gálatas 5:19-21; Efesios 5:3-7; Colosenses 3:5-10; 1 Tesalonicenses 3:5-8; Hebreos 10:26-29; Yaacov (Santiago) 4:1-4; 2 Kefa (Pedro) 2:20, 21).

 

Shaúl (Pablo) también enseñaba que si usted es creyente en Yeshúa, usted no es más gentil; esto es, no es más una persona de las naciones, uno que no es Israelita; 1 Corintios 12:2 y Efesios 2:11. Sino que es ahora la simiente de Avraham, coheredero de la promesa (Gálatas 3:29), y copartícipe de la comunidad de Israel (Efesios 2:19).

 

Entonces sabemos por medio de estas cosas que todo aquello que Shaúl (Pablo) esta hablando en contra en Gálatas, no es la Torah, pues, él enseñó extensamente desde la Torah, citó numerosos Mandamientos de la misma de manera frecuente, y enseñó a los seguidores Gentiles, y a los seguidores y creyentes Judíos que la violación de la Torah va a impedir que ellos entren en el Reino de YHWH.

 

Él tampoco enseñaba en contra de los sacrificios de animales, porque él mismo ofreció sacrificios cuando realizó el Voto Nazareo; un Voto que llevó a cabo para expresar el propósito en Maaseh (Hechos) 18:18 demostrando que era obediente a la ley, obediente a la Torah, ciudadano del Reino de Elohim y de la nación de Israel.

 

Y tampoco enseñaba algo en contra del Templo, porque él pago la suma necesaria al sacerdote del Templo cuando tomó el Voto Nazareo.

 

Como está Escrito en Maaseh (Hechos) 25:8  donde él se defendió de los Tradicionalistas delante de Festo cuando declaró,

 

25:8  “alegando Shaúl (Pablo) en su defensa: Ni contra la Torah de los Judíos, ni contra el Templo, ni contra César he pecado en nada.”

 

En Maaseh (Hechos) 26:2-8 Shaúl (Pablo) declara plenamente que la razón por la cual él es perseguido no es porque él enseña contra la Torah; sino por enseñar sobre Yeshúa y Su Resurrección de la muerte.

 

Y cuando usted estudie Maaseh (Hechos) profundamente, usted verá que la única cosa que Shaúl (Pablo) enseño en las sinagogas fue la Resurrección de Yeshúa, y a Yeshúa como el Mashiaj – el Salvador y Rey de Israel; y es por esta proclamación que él había sido perseguido y echado fuera, y no por ninguna enseñanza en contra de la Torah (la Ley de Elohim).

 

Yeshúa Mismo Enseño que ni una jota ni una tilde pasará de la Torah bajo ninguna circunstancia hasta que los cielos y la tierra pasen. Y las enseñanzas, la conducta, y las prácticas de Shaúl (Pablo) demuestran claramente que él creyó esta declaración de Yeshúa.

 

Entonces, en la segunda sesión de esta enseñanza hablé sobre el hecho de que si Shaúl (Pablo) no enseñó en contra de la Torah (la Ley de Elohim), o en contra de los sacrificios o del Templo; los cuales son todas expresiones del Testimonio de Yeshúa, entonces, ¿En contra de qué enseñaba?

 

Como expliqué en un segmento anterior, fue la tradición de la conversión por medio de la circuncisión antes de ser aceptado como Judío o como heredero de las promesas dadas a Avraham.

 

Esto es, no la circuncisión del octavo día la cual es parte de la Escritura y parte del Pacto con Avraham; sino la práctica no Bíblica de la circuncisión con el propósito de recibir remisión de pecado a través de la conversión oficial a la institución del primer siglo la cual el Judaísmo concentró alrededor de los sacrificios del Templo.

 

Porque usted verá, los Tradicionalistas (la multitud de Maaseh (Hechos) 15:1 ,2), reconocían la Fe de Avraham como la religión de las Sagradas Escrituras, razonando, que para participar en el Plan de Salvación uno primero debía circuncidarse al igual que Avraham fue circuncidado.

 

Esta fue la prescripción oficial de la orden religiosa de las cosas en aquellos tiempos. Y era razonable dado que fue el Reino Sureño de Yehudah (Judah) el que ha preservado esta Fe de Avraham, que uno primero debía convertirse a esta institución religiosa oficial de la Fe antes de que pudiera recibir remisión por sus pecados, o participar de las Bendiciones suministradas a través de Pacto.

 

Esto es, uno debía primero convertirse en “Judío” (uno que practica la Fe de Avraham, reavivada a través de Mosheh, y preservada por el Reino Sureño de Yehudah (Judah)). Y para convertirse en “Judío”, uno debía circuncidarse al igual que Avraham fue circuncidado. Y una vez que ellos realizarían este acto de conversión, le sería permitido participar de los sacrificios en el Templo para la remisión de pecados por medio de la expiación, a través de la sangre de los animales.

 

Este es todo el tema que fue dirigido en Maaseh (Hechos) 15. Era un argumento lógico y por lo tanto complicado para que uno lo resuelva. Y como a tal, los Emisarios (Apóstoles) debieron tener un concilio sobre el asunto para determinar si el argumento era valido o no concerniente al tema de la Salvación. La conclusión final del concilio, como las Sagradas Escrituras lo declaran, era que esta “circuncisión para la conversión” no es un requerimiento concerniente al tema de la Salvación; esto es, no es un requerimiento para la remisión de pecados.

 

Es el tema principal detrás de la carta escrita a los Gálatas; para demostrar que la circuncisión  no es un requerimiento para convertirse en Judío, o para participar en el Camino de la Salvación; porque la Salvación requiere Justificación (esto es, requiere que uno sea Perdonado y Absuelto por sus pecados) y la circuncisión no tiene nada que ver con el Perdón y el Indulto por el pecado – porque Avraham mismo fue declarado Justo mucho antes de que él fuera circuncidado, demostrando que una cosa no depende de la otra.

 

Luego discutí sobre algunas de las analogías presentadas por Shaúl (Pablo) para demostrar como la circuncisión, al igual que otras “obras” de la ley, del mismo modo, no están relacionadas con la Justificación (el Perdón y el Indulto);  sino, y cómo solo por medio de Yeshúa podemos recibir el Perdón y el Indulto.

 

También discutí sobre como Shaúl (Pablo) no enseñaba que la Torah estaba abolida; sino que él estaba explicando meramente como la circuncisión, al igual que cualquier otra obra de la Ley, no nos Indulta de nuestros delitos más del hecho de que uno sea ciudadano obediente a la ley durante veinte años luego de haber cometido un asesinato tampoco absuelve a uno del asesinato. Y al igual que si usted es absuelto y perdonado de su asesinato – esto no significa que le está permitido salir y asesinar a más personas.

 

Demostré también como la Inmersión (Bautismo) de la Rúaj Hakadosh (Espíritu Santo) no fue recibida a través de cualquier obra – porque ni aun los padres de la Fe, Avraham, Itzjak (Isaac), y Yaacov (Jacob) recibieron la Inmersión de la Rúaj HaKadosh – a pesar de que ellos fueron circuncidados y obedientes, con vidas llenas de justicia y buenas obras.

 

También abordé sobre el hecho de que no fue sino hasta que Yeshúa Vino que se pudo recibir la Inmersión de la Rúaj (Espíritu). ¿Por qué? Porque ninguna persona pudo recibir la Inmersión de la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo) hasta que la misma fuese Perdonada y Absuelta de sus pecados. Y este Perdón e Indulto no han llegado hasta que Yeshúa se Levantó de la tumba victorioso sobre el pecado y sobre la muerte.

 

Del mismo modo en que el Templo debía ser completamente purificado antes de que la Rúaj de YHWH pudiera entrar al lugar Santísimo; de la misma manera, el templo de nuestros cuerpos debió ser completamente purificado antes que la Rúaj (Espíritu) pudiera morar continuamente en nosotros. Y este estado de purificación no se pudo conseguir por medio de la sangre de los toros y de los machos cabríos, sino que requería un mejor sacrificio que aquellos. Aquel Sacrificio fue, y pudo ser, suministrado solamente por medio de la Sangre de Yeshúa.

 

Entonces discutí la analogía de Shaúl (Pablo) sobre el santuario terrenal con los sacrificios que lo acompañan, los cuales no llegaron hasta 430 años después de Avraham. Y como aquello no proveyó el Perdón y el Indulto; sino sólo la expiación, la cual es meramente una cancelación o un pago de las deudas, no la eliminación de la culpa, o el legajo de la culpa de uno.

 

Entonces me envolví en capitulo 3 de Gálatas compartiendo la conclusión de Shaúl (Pablo) sobre el hecho que no es la circuncisión solamente la que nos hace descendientes de Avraham y herederos de sus Promesas – sino más bien, la creencia en Yeshúa para nuestro Perdón e Indulto del pecado, y nuestro compromiso de no pecar más es lo que lo hace.

 

Entonces si usted obedece los Mandamientos de YHWH, y tiene el Testimonio de Yeshúa, entonces usted no es más un gentil (1 Corintios 12:2; Efesios 2:11), sino un ciudadano de la comunidad de Israel; y aquella circuncisión no es un requerimiento para llevar a cabo esta transición.

 

Entonces aquí estamos en capitulo 4. Veamos cómo esto continúa desarrollándose y progresando.

 

Capítulo 4:1, 2

 

4:1  “Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo;

 

4:2  sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre.”

 

Versículos 4:1,2 describen a Yeshúa, como y a pesar de que Él es el Heredero de todo, de igual modo Él debía ser levantado de las mismas condiciones que nosotros, y ser sometido a las mismas influencias que nosotros, hasta el Tiempo Señalado – el Tiempo de Su Resurrección y Ascensión hacia el Padre.

 

Y entonces en 4:3, 4 continúa afirmando,

 

4:3  “Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo.

 

4:4  Pero cuando vino el Cumplimiento del Tiempo, YHWH Envió a Su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley.”

 

¿Cuál Ley? ¿La ley de la Torah (la Ley de Elohim sobre la vida justa)? ¿La ley de pecado (la ley de Hasatán)? ¿La ley de los sacrificios dados bajo la orden del sacerdocio Levítico? ¿Alguna otra ley?

 

La referencia es a la ley de los sacrificios, dada bajo la orden del sacerdocio Levítico y la cual esta centrada alrededor del santuario terrenal.

 

La ley la cual fue dada 430 años después de la Promesa dada a Avraham como sólo una sombra temporal del Santuario Celestial y el Sacerdocio por Venir.

 

Y, ¿Como qué describe Shaúl (Pablo) la ley del santuario terrenal junto a su sacerdocio? Como un tutor – que guía hacia Yeshúa. Y, ¿Bajo qué nació Yeshúa? Bajo el tutor para que de esa manera Él pudiera redimir a aquellos que estaban bajo el tutor.

 

¿Por qué aquellos que estaban bajo el tutor debieron ser redimidos? Porque bajo el tutor, solo expiación – esto es, solo la cancelación del pago de la deuda podía ser efectuada; pero de ninguna manera aquello podía calificarnos como inocentes a la luz de nuestra culpa pasada.

 

No fue sino solo en la muerte y Resurrección de Yeshúa que pudimos ser Justificados; esto es, pudimos ser Perdonados y Absueltos de nuestras culpas. Y no fue sino hasta que fuimos Perdonados y Absueltos de nuestras culpas que la continua Morada y Presencia de la Rúaj HaKadosh (la Espíritu Santo) pudiera darse para así, y como lo Declaran los versículos 4:5-7,

 

4:5  “a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

 

4:6  Y por cuanto sois hijos, YHWH envió a vuestros corazones La Rúaj (Espíritu) de Su Hijo, la cual Clama: ¡Abba, Padre!

 

4:7  Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de YHWH por medio de Yeshúa.”

 

Ahora y antes de que continuemos en el versículo 4:8, necesitamos clarificar a qué tipo de audiencia se está dirigiendo.

 

Las asambleas en Gálatas fueron predominantemente gentiles conversos; esto es, personas de las naciones que fueron injertadas en el Olivo natural de Israel – del cual Yeshúa es Rey, y la Ley de Elohim, la Torah, la norma de conducta.

 

En la analogía recién presentada de Gálatas 4:1-7, Shaúl (Pablo) se refería a estos gentiles conversos, en lugar y tiempo, como aquellos que se han puesto, o aquellos que buscaban ponerse bajo el tutor por la seducción de los tradicionalistas, de los de “la circuncisión”.

 

Pero en la siguiente analogía Shaúl (Pablo) está hablando, en lugar y tiempo, a los gentiles conversos en referencia a sus vidas como gentiles previamente a sus conversiones a cualquier Fe basada en la Biblia.

 

Lo cual está confirmado en el siguiente versículo, Gálatas 4:8,

 

4:8  “Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a YHWH, servíais a los que por naturaleza no son elohim (di-ses).”

 

Este versículo se refiere a la centrada adoración idólatra, de los no Judíos, de las paganas religiones de las cuales estos gentiles conversos han salido.

 

Entonces continua a los versículos 4:9-11,

 

4:9  “mas ahora, conociendo a YHWH, o más bien, siendo conocidos por YHWH, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar?

 

4:10  Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.

 

4:11  Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.”

 

Verá, está claro que aquí Shaúl (Pablo) se dirige a una audiencia de gentiles quienes se habían convertido del paganismo a la Fe de Avraham, revivida por medio de Mosheh, y preservada por medio de Yehudah (Judah), Yeshúa y los Apóstoles. Porque él dice ustedes no conocieron a YHWH, “no conocieron a Elohim”. ¿Cuál Elohim? El Elohim de Israel, el Elohim de Avraham, Itzjak (Isaac), y Yaacov (Jacob). Cuándo ellos no conocían a nuestro Elohim.

 

¿Por qué? Porque antes de sus conversiones ellos eran sirvientes de los elohim (dioses) de las naciones gentiles.

 

Pero a hora ellos han conocido al Elohim de Israel – el Elohim de Avraham, Itzjak (Isaac), y Yaacov (Jacob). Han conocido a YHWH, o como Shaúl (Pablo) lo dice, han sido conocidos por YHWH, el Elohim de Israel. YHWH, nuestro Elohim.

 

Como Shaúl dice en 1 Corintios 12:2,

 

12:2  “Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos.”

 

Y como dice en Gálatas 4:8,

 

4:8  “… servíais a los que por naturaleza no son elohim (dioses).” (Cuando ustedes no conocían a YHWH, cuando no conocían al Elohim de Israel).

 

Pero entonces Shaúl (Pablo) dice en el versículo 4:9, 10,

 

4:9  “mas ahora, conociendo a YHWH”… (El Elohim de Israel)…” ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar?

 

4:10  Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.

 

¿Los días, los meses, los tiempos y los años de qué? ¿Del Calendario de Elohim – o del calendario pagano? ¡Del calendario pagano, por supuesto! Y Shaúl (Pablo) teme por ellos, que quizás su ministerio para con ellos haya sido en vano (versículos 4:10, 11).

 

Verá, ahora que Shaúl (Pablo) ya ha presentado aquello que nos Perdona e Indulta de nuestros pecados, y dibuja la conclusión sobre qué es lo que nos convierte en hijos del Elohim Altísimo, ahora Shaúl (Pablo) cambia su discurso sobre qué tipo de conducta se espera de aquellos que son parte de la familia de YHWH, porque muchos entre ellos siguen dependiendo de su pasado pagano.

 

Similar a como las persona en nuestras propias generaciones de manera seguida quieren continuar sosteniendo las celebraciones paganas de Easter y Navidad, el consumo de puerco, y la adoración del Sunday (domingo/ dios sol).

 

Es sólo la naturaleza humana que lleva a querer sostener estas cosas las cuales son familiares. Y YHWH en el pasado se ha hecho de la vista larga a nuestra ignorancia; pero ahora ha llegado el tiempo para que toda persona en todas partes se arrepienta. Y a donde el hombre justo irá, la mujer virtuosa le seguirá.

 

Ahora, Gálatas 4 continua desde el versículo 4:12 donde Shaúl (Pablo) los impulsa para que ellos sean como él es, y les recuerda sus celos del pasado. Y a medida que él continua al versículo 4:17, vemos que Shaúl (Pablo) no los acusa de sus regresiones hacia sus prácticas anteriores, sino que muestra su comprensión de sus tentaciones para retroceder cuando declara,

 

4:17  “Tienen celo por vosotros, pero no para bien, sino que quieren apartaros de nosotros para que vosotros tengáis celo por ellos.”

 

¿Quiénes son “ellos”? Ellos son los Tradicionalistas, aquellos de la vieja escuela de la “circuncisión”, aquellos que insisten en que los gentiles conversos no tienen la Salvación si no participan en los sacrificios del Templo. Un acto que requiere la circuncisión para la conversión.

 

Esta enseñanza de los tradicionalistas era sin duda alguna muy confusa para los gentiles que entraban.

 

Piense sobre ello. Estos son nuevos conversos del paganismo quienes no tenían ningún Conocimiento sobre el Elohim de Israel anteriormente a sus conversiones.

 

Y cuando ellos se convirtieron, ellos tenían a los Apóstoles por un lado, los cuales declaraban que la Salvación y la Remisión de pecados concernientes a sus conductas pecaminosas del pasado son solamente a través la Sangre y el Korbán (Sacrificio) de Yeshúa. Mientras por otro lado, tenían a los creyentes, y sin ninguna duda algunos de los no creyentes Fariseos y Tradicionalistas los cuales aun estaban atrincherados en la vieja escuela del pensamiento que dice, “no – la creencia en Yeshúa solamente no es suficiente para la Salvación y para la Remisión de pecado porque usted debe ser convertido y ofrecer sacrificios antes que usted pueda recibir cualquier Salvación de Él.

 

Y, ¿sabe usted qué les sucede habitualmente a los nuevos conversos y creyentes jóvenes cuando se encuentran con un conflicto, o encuentran confusión en su nuevo ambiente? Retroceden y se asustan, retroceden al mundo el cual les resulta más familiar, y al viejo ambiente en el cual una vez ellos se sentían seguros en el mismo. Esto explica por qué algunos han vuelto a sus viejos caminos paganos.

 

Y esto es cierto hasta este mismo día. No puedo siquiera contar las veces que he visto a nuevos creyentes abandonando varias iglesias y asambleas, volviendo a su anterior forma de vida porque las iglesias con todas sus doctrinas conflictivas los confundieron y no les proveyeron ningún sentido de seguridad.

 

Y cuando las personas se sienten incomodas, confusas, o inseguras, en su nuevo ambiente, es simplemente la naturaleza humana querer volver a aquellas cosas que son más familiares.

 

Entonces aquí está Shaúl (Pablo), desde Gálatas 4:8-20, tratando con este mismo tema. Y él teme que su labor concerniente a algunos de entre ellos haya sido en vano – esto es, que algunos de entre ellos sean persuadidos a través de conclusiones inciertas del liderazgo tradicional, causándolos perder la Fe en Yeshúa como la única y sólida Justificación para sus pecados; y que otros, desalentados por las divisiones de pensamiento, hayan simplemente dejado la Fe para volver a la seguridad de los más familiares ritos paganos de su pasado.

 

Y entonces Shaúl (Pablo) dice en Gálatas 4:21-22,

 

4:21a  “Decidme, los que queréis estar bajo la ley…

 

¿Cual ley? La ley de la circuncisión y sobre la Salvación por medio de las obras de los sacrificios de animales.

 

4:21b  ¿no habéis oído la ley?

 

¿Oír cual ley? La Ley de la Torah. ¿Escrita dónde? En la Torah.

 

4:22  Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre.”

 

Esto es, el hijo nacido de la mujer esclava nació por esfuerzo humano, pero el hijo de Sarah, la mujer libre, nació como resultado de la Promesa de Elohim aparte del esfuerzo humano. Cosas que son simbólicas; 4:23.

 

Verá, Shaúl (Pablo) está presentando otra analogía para explicarse y para hacerse entender. Esta analogía es paralela al esfuerzo humano representada por el hijo de Hagar con aquellos que buscan expiación por medio de la circuncisión, y a través de las obras en el santuario terrenal y de su sacerdocio, y el paralelismo del hijo de la Promesa, aparte del esfuerzo humano, es con la Justificación. Esto es, con el Perdón y el Indulto por medio de Yeshúa, la Simiente de la Promesa del Pacto hecho con Avraham.

 

Y él prosigue.

 

Porque existen dos hijos y dos Pactos 4:24. El uno en el Monte Sinaí que da hijos para la esclavitud, y el cual corresponde a Hagar, refiriéndose a aquello que fue dado en el Monte Sinaí 430 años luego de la Promesa dada a Avraham.

 

Y, ¿Qué fue aquello que fue dado en el Monte Sinaí que no le fue dado a Avraham? Si usted ha estado conmigo en las enseñanzas previas a esta sobre Gálatas, usted recordará que es el santuario terrenal y el sacerdocio nacional lo que fue añadido al Pacto; y que fue añadido para responder al tema del pecado (transgresiones) hasta que viniera Yeshúa, la Simiente Prometida.

 

Shaúl (Pablo) continúa y dice que Hagar la cual se relaciona con el Monte Sinaí corresponde a la Jerusalén la cual ahora está en esclavitud con sus hijos; 4:25.

 

¿En esclavitud a qué? En la esclavitud a la idea de que los sacrificios de animales son superiores al, o iguales al, Korbán (Sacrificio) de Yeshúa. Que el Sumo Sacerdote terrenal era superior o igual a Yeshúa como Sumo Sacerdote; y que el santuario terrenal del Templo era superior  o igual al Santuario Celestial.

 

Ellos quisieron tomar el nuevo vino y ponerlo en los viejos odres. No se quisieron apartar de sus tradiciones temporales ni más ni menos que la Cristiandad la cual no quiere apartarse de sus tradiciones paganas.

 

Permítame darle una analogía contemporánea de este escenario. Digamos que Avraham era un habitante en tiendas, y que la Simiente Prometida sería un Maestro en Carpintería que finalmente les proveería a todos sus descendientes mansiones para vivir en ellas.

 

Pero digamos que el Maestro en Carpintería que debe venir no llegará a la escena hasta recién 1800 años más. Mientras tanto, la pequeña familia de Avraham y la comunidad de tiendas crece y se convierte en una nación de varios millones de descendientes que necesitan algo más que tiendas para habitar, pero la llegada del Maestro Carpintero no esta prevista hasta recién 1800 años más.

 

Entonces Elohim les dice a los descendientes de Avraham, “Les diré, les daré una tierra con casas sobre la misma las cuales podréis llamarlas propias suyas. Ahora bien, estas casas que les daré son solo la sombra de las mansiones que les proveeré en aquellos tiempos.”

 

Entonces 1400 años después, el Maestro en Carpintería llega y se prepara para construir sus mansiones, y muchas personas se entusiasman en ponerlo a Trabajar en sus nuevas casas, pero otros, que no están convencidos completamente de Sus Credenciales afirman que ellos prefieren sus viejas y pequeñas casas renovadas, mientras que desalientan a otros que contraten los servicios de Él.

 

Y aun otros no creen para nada que Él es el Maestro en Carpintería, y no sólo se niegan a involucrarse con Él, sino que también amenazan a aquellos que lo contratan porque Él se convirtió en una amenaza para sus propias inversiones de construcción.

 

Verá, están aquellos que creen con todo sus corazón, aquellos que no creen para nada, también están aquellos, como a los que se dirige en Gálatas, que creen que Yeshúa es el Mashíaj (Mesías), pero que quieren continuar haciendo las cosas a la manera tradicional, y que quieren desalentar a los creyentes de todo corazón para que no adopten cualquier costumbre que va en dirección opuesta a sus tradiciones actuales, especialmente a cualquiera de aquellos que están firmemente comprometidos.

 

Pero Shaúl (Pablo) les asegura en el versículo 4:28,

 

4:28  “Así que, hermanos, nosotros, como Itzjak (Isaac), somos hijos de la Promesa”;

 

Esto es, somos aquellos que fuimos Perdonados y Absueltos por medio de Yeshúa, y no por medio de las obras de la ley (sacrificios de animales) las cuales podían sólo expiar el pecado, pero las mismas no tenían el poder para Perdonarnos y Absolvernos de nuestros pecados.

 

Y en el versículo 4:29, Shaúl (Pablo) apunta esto:

 

4:29  “Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según la Rúaj (Espíritu) (de acuerdo a la Promesa), así también ahora.”

 

Entonces él les recuerda en el versículo 4:30, 31, y dice,

 

4:30  “Mas ¿qué dice la Escritura? Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la Libre.”

 

4:31  “De manera, hermanos”, él continua, “que no somos hijos de la esclava, sino de la libre.”

 

Y en el versículo 5:1, el cual debía ser el versículo 4:32, él dice:

 

5:1 (4:32)  “Estad, pues, firmes en la libertad con que Yeshúa nos hizo Libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.”

 

Preste atención que Shaúl (Pablo) dice, “al” yugo de esclavitud – refiriéndose a cualquier yugo de esclavitud, si es el yugo de las creencias paganas del pasado, o si el yugo de las tradiciones perpetuadas por los Tradicionalistas que mantenían a las personas ciegas respecto al hecho de que Yeshúa era hacia lo que apuntaban el santuario terrenal, los sacrificios, y el sacerdocio.

 

Entonces en el versículo 5:2, Shaúl (Pablo) cierra el círculo de la discusión que comenzó en el versículo 2:3, y el cual desciende de la cuestión que se despertó en Maaseh (Hechos) 15:1,2 y concluye:

 

5:2 (5:1)  “He aquí, yo Shaúl (Pablo) os digo que si os circuncidáis (con este propósito), de nada os aprovechará el Mashíaj (Mesías).”

 

¿No es ninguna ventaja (aprovechará) para con vosotros concerniente a qué? Concerniente a la “Salvación”; esto es, no les aprovechará (no será de ventaja) concerniente a lo que nos Justifica y Absuelve de nuestras pasadas violaciones de la Torah.

 

No hay espacio para más por ahora. Por favor únase nuevamente a nosotros la próxima vez para el próximo segmento de Gálatas, parte 5. Hasta entonces, Shalom.

 

 

 

Capítulo 5

 

Gálatas es una de aquellas enseñanzas extrañas del Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) que Kefa (Pedro) en 2 de Kefa (2 de pedro) 3.16 dijo que son difíciles de comprender, por lo menos para aquellos que no Conocen la Torah. Para aquellos que no han sido enseñados y de los cuales Kefa dijo que, “tuercen para su propia perdición.”

 

No crea ni por un segundo que una persona puede comprender lo que el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) dice en Gálatas con sólo echar una mirada; y no crea que una persona lo puede comprender sin un sólido conocimiento de la Torah; de la Instrucción de Elohim contenida en Su Ley.

 

El Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) fue Fariseo de Fariseos, ampliamente instruido en la Torah, y todo lo que enseñó fue en relación a su conocimiento, al igual que todo lo que usted enseña está en relación a su conocimiento.

 

No confíe sólo en cualquier interpretación religiosa, no confíe en ningún comentarista, ni siquiera confíe en usted mismo si la única conclusión que obtuvo está basada en un estudio superficial y un conocimiento limitado.

 

Es necesario que las personas entren en las Sagradas Escrituras y estudien diligentemente para ver si yo (o cualquier otra enseñanza) soy firme y verdadero.

 

Como ya fue dicho, “la ignorancia de la ley no es una excusa”, y yo le digo, tampoco la ignorancia de la Torah (la Ley de YHWH para la Instrucción) o cualquier parte de Su Palabra si usted tiene una Biblia en su casa pero nunca la estudia seriamente.

 

Y le digo nuevamente, si usted conoce la Torah de YHWH, entonces sabrá que Gálatas no enseña nada en contra de la Torah: y de ninguna manera, o forma, enseña que la Torah está abolida, sino que sólo califica qué es lo que nos perdona e indulta (da la Remisión de pecados) y qué no.

 

Al igual que la ley Norteamericana, cuando la violamos, no hay nada que la misma pueda hacer para declararnos inocentes de aquello que somos culpables; sino que sólo nos puede declarar la deuda penal prescripta. Igual es para con la Torah de YHWH (la Ley de Elohim).

 

Y el asunto de la “culpa”, consecuentemente, se puede negociar sólo con expiación o justificación (por medio del pago de la deuda penal, o por medio del perdón y el indulto).

 

La palabra expiación es similar a nuestra palabra “restitución”. Pero lo único que nos puede calificar como inocentes, a la luz de nuestra culpabilidad, es el perdón del Gobernador o del Presidente. No hay ninguna ley, ninguna obra, no existe ninguna acción o actividad de la cual podamos ser participes que pueda expurgar nuestro legajo de culpabilidad.

 

Y todo este asunto en Gálatas se despertó porque algunas personas en la comunidad de los creyentes enseñaban que los creyentes gentiles debían circuncidarse antes de que ellos pudieran recibir la Salvación (Remisión de sus pecados).

 

Para investigar esto aún más, preguntemos primeramente, ¿Quién es el que necesita Salvación? La palabra que literalmente significa “ser salvo o libertado”. ¿Quién es el que necesita ser salvo o libertado? Y, ¿De qué necesitan ser salvos o libertados?

 

¿Es el obediente a la ley el que necesita cuidarse – o es el que camina en camino de muerte?

 

La persona que camina en el camino de la muerte por supuesto.

 

Pero las Sagradas Escrituras declaran que todos han pecado, y que la paga del pecado es la muerte. Entonces todos estamos sobre el camino de la muerte, espiritualmente hablando. Y la única manera para ser libertados del camino de la muerte es siendo Perdonado y Absuelto por el Gobernador – por Yeshúa nuestro Gobernador Espiritual – por nuestros pecados pasados.

 

Y la circuncisión no nos provee una ventaja mayor para ayudarnos en la muerte espiritual más de lo que le proveería a un convicto en la muerte secular.

 

¿Significa esto que no debemos circuncidarnos? O, ¿El Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) estuvo enseñando en contra de la circuncisión, o en contra de alguna otra parte de la Torah? O quizás debería formularlo en términos contemporáneos:

 

¿Esto significa que no debemos obedecer las leyes de tránsito de la nación de los Estados Unidos? ¿O que el presidente de los Estados Unidos cuando concede un perdón condona la violación de las leyes de tránsito; o condona cualquier otra violación a la ley Norteamericana? Por supuesto que no. Absolutamente NO.

 

Y concerniente al Emisario Shaúl (Pablo), Shaúl mismo era un ciudadano obediente a la ley, al igual que se asume que un gobernador de un Estado lo debe ser. Y la Ley de la Nación de Israel en los días de Shaúl (Pablo) (y la cual se supone que debe ser la Ley de Israel siempre), es la Ley de Elohim – la Torah.

 

El Emisario Shaúl (Pablo) obedeció la Torah de YHWH, la cual incluye la ley de la circuncisión, al igual que se asume que un gobernador debe obedecer a la ley Norteamericana – incluyendo las leyes menores sobre el tráfico. Y ese fue el motivo por el cual Shaúl hizo circuncidar a Timoteo.

 

Verá, Shaúl (Pablo) no estuvo predicando en contra de la circuncisión, sólo en contra de la circuncisión para el propósito de participar en los sacrificios del Templo para la Justificación – para el propósito del Perdón y del Indulto para la Salvación – para la libertad de nuestra penalidad de muerte espiritual.

 

Y la razón primaria para escribir esta carta a los Gálatas fue en respuesta a las cuestiones que se despertaron sobre el pacto de la circuncisión, pero sobre el tema de la circuncisión desarrollada por medio de la tradición para el acceso a los sacrificios en el Templo.

 

El mismo tema que fue dirigido en Maaseh (Hechos) 15, el cual fue tratado en el mismo periodo de tiempo que la carta a los Gálatas – esto es alrededor del periodo de tiempo de los 50 de la Era Común.

 

Es una tragedia tan grande que muchos a lo largo de los siglos han desvinculado el Evangelio de su realidad Judía.

 

La Torah fue ordenada para ser la Constitución de la Nación de Israel, y finalmente de toda la tierra – y como lo fue entonces, lo volverá a ser de nuevo. Y no sólo que la misma nos enseña sobre el bien y el mal, sino también nos enseña sobre Yeshúa, sobre la Fe, sobre la Gracia, y sobre el Evangelio mismo.

 

Y yo le digo con amargura en mi corazón, que el único lugar donde la Torah, que es la Instrucción de YHWH ha sido abolida – es en el corazón de aquellos que no creen. Porque el Emisario Shaúl (Pablo) dice que – es sólo la mente pecaminosa la que se opone a Su Torah y no está dispuesta a someterse a la misma; Romanos 8:7.

 

Pero si usted verdaderamente cree en el Testimonio de Yeshúa, entonces usted amará los Mandamientos de Su Padre, al igual que Él los amó, y usted los recibirá gozosamente en su corazón.

 

Sabe, existen muchas maneras para describir como Sus Mandamientos nos ayudan a formar y a perfeccionar nuestra relación con Él. Una manera obvia por supuesto, es como un padre para con Su hijo. Otro aspecto lo define como el protector de Su comunidad, como un guarda de seguridad. Otra más que de manera seguida me gusta usar, es la manera en que lo define como un Empleador Bueno y Justo.

 

Recuerdo cuando iba a trabajar a lo largo de los años como un incrédulo, no creyente – teniendo a veces patronos que me agradaban y otros que me desagradaban; trabajos que me agradaban, y otros que me desagradaban.

 

Pero usted sabe, cuando tuve un patrono que me agradaba, y un trabajo que me agradaba, saltaba con ansias para obedecer a sus mandamientos, saltaba con ansias para convertirme en un buen empleado para ellos.

 

Yo llegaba temprano y me quedaba hasta tarde, trabajaba en los fines de semana y en las fiestas. Me afeitaba, me cortaba el pelo, vestía de la ropa apropiada. Todo. Ningún mandamiento era demasiado para mí, o demasiado abominable para que no lo obedeciera. Los obedecía con ansia completa y con un gozo completo.

 

Yo también era una persona completamente pecaminosa en aquel tiempo de mi vida. Pero entonces algo maravilloso y asombroso sucedió. Conocí a Yeshúa. Lo conocí como “Jesús”, pero cuando aprendí la Verdad sobre Su Nombre, lo honré. Y en mi nueva relación con Yeshúa, aprendí una nueva norma de vida.

 

Se llama la Torah – la Instrucción de YHWH, de Elohim – la cual es conocida por la mayoría como “la Ley”, y me enamoré de la misma, porque me enamoré de Aquel que la Creó y Que la Habló. Fue el producto de Su Voz, la Voz que tanto amaba escuchar.

 

Por medio de ella, aprendí cómo ser un honorable hijo para con mi Honorable Padre, un hermano leal para con mi Hermano Mayor, un empleado comprometido para con mi Patrón Espiritual, un soldado leal de un Ejército Santo, y un ciudadano obediente a la ley y embajador del Reino de los Cielos.

 

Esto sucedió por medio de la combinación de mi Fe en Él con la obediencia a los Mandamientos de Su Padre contenidos en la Torah, de esta manera obtuve la preciosa Bendición en mi vida.

 

A la Torah de YHWH y al Testimonio de Su Hijo – HaMashiaj Yeshúa. Si no dijeren conforme a esto es porque no les ha Amanecido. Yeshayahu (Isaías) 8:20; y es porque ellos no tienen ningún deseo para la victoria sobre los pecados en sus vidas.

 

Verá, la Fe combinada con la obediencia es aquello que cambia y transforma nuestras vidas. Si yo hubiera creído la mentira que dice que “La Torah fue clavada en la cruz”, yo seguiría siendo un prisionero. Aun sería una persona inmoral en cuanto a la sexualidad se refiere. Aun sería uno que quebranta el Shabat, afeitando mi barba y celebrando las fiestas paganas cristianas de Navidad e E-ster en lugar de los Tiempos Señalados y las Fiestas Ordenadas por YHWH Mismo.

 

Pero los líderes de las religiones de este mundo no quieren que nosotros obedezcamos a Elohim. Ellos quieren que les obedezcamos a ellos. ¿Por qué? Porque como dice el Emisario Shaúl (Pablo) en Romanos, somos sirvientes a quien sea que le obedecemos; y los líderes de este mundo, conociendo este principio, quieren que nuestra obediencia sea para con ellos, porque obediencia y servidumbre para con ellos les delega poder, prestigio, y prosperidad material.

 

Pero estamos llamados a Obedecer a YHWH – no a hombres o mujeres.

 

Somos Sus empleados, Sus hijos, Sus soldados, y somos ciudadanos y embajadores de Su Reino – y como tales, debemos trabajar cuando Él dice “Trabajen,” y descansar cuando Él dice “descansen.”

 

Celebrar a la manera que Él dijo que celebremos, vestirnos a la manera que Él dijo que nos vistamos – lo cual incluye barbas para el hombre y pelo largo para la mujer.

 

Significa que debemos comer lo que Él Dijo que es comida apropiada, y que debemos negarnos a comer lo que Él dijo que no es comida apropiada.

 

Esto significa que debemos afianzarnos en aquello que Él dijo que es Justo, y echar fuera aquello que Él dijo que es malo.

 

Si usted se ve como un soldado en Su Ejército, usted salta cuando El dice “Salta” porque usted quiere ser un buen soldado en Su Ejército.

 

Si usted se ve como un hijo del Padre, entonces usted salta cuando Él dice “Salta” porque usted lo ama como su Padre y quiere complacerlo como su Padre.

 

Si usted se ve como un ciudadano en Su Reino, usted salta cuando Él dice “Salta” porque usted es un patriota y cree en los valores de Su reino.

 

De cualquier manera que usted se vea en la relación con el Padre y Su Reino, esté seguro de que si usted salta cuando Él dice “Salta” – es definitivamente porque usted lo ama, y confía en Él.

 

Así es, es porque definitivamente usted tiene Fe en Él, porque usted confía en Él, porque usted le obedece y porque usted tiene sus obras hechas perfectas en Él. Y la Fe (Confianza) sin la obediencia está muerta.

 

¿Es usted uno de aquellos que dice que obedecer la Torah (la Ley de Elohim) es legalismo? YHWH lo llama el camino del Amor. 1 Yojanán (1 Juan) 5:2, 3.

 

¿Llama usted a la obediencia a la Torah (la Ley de Elohim) una carga? Las Sagradas Escrituras afirman que no son gravosos; 1 Yojanán (1 Juan) 5:3; Devarim (Deuteronomio) 30:11-19. La Torah nos trae éxito; Yehoshua (Josué) 1:8. Y declaran que es el camino de la Libertad; Yaacov (Santiago) 2:12, y el camino de la Victoria sobre el pecado.

 

Como está declarado en Yojanán (Juan) 8:31, 32; cuando llegamos a conocer la Verdad, la Verdad nos hará Libres. Los Mandamientos de Su Torah son Verdad, Tehilim (salmo) 119:142, 151.

 

Está Escrito en Su Palabra que ninguno que es nacido de la Rúaj HaKadosh (Espíritu Santo) continua violando la Torah; 1 Yojanán (1 Juan) 3:9, y que sólo los pecadores del mundo se oponen a la misma (Romanos 8:7, 8).

 

Yeshúa dice que usted Conocerá la Verdad y la Verdad lo hará Libre. Las Sagradas Escrituras definen sólo cuatro cosas como Verdad. Son la Torah, los Mandamientos, el Verbo, y Yeshúa. Tehilim (Salmo) 119:142, 151; Yojanán (Juan) 14:6 y 17:17.

 

Y Yeshúa dice que debemos postrarnos delante de YHWH en Espíritu y en Verdad; Yojanán (Juan) 4:23, 24. Cualquiera que habla en contra de la verdad es un mentiroso y se opone a YHWH Mismo – el Padre de la Verdad. 1 Yojanán (1 Juan) 1:6; 2:3, 4.

 

Usted quizás preguntaría, “¿Qué tiene que ver todo esto con el Libro de Gálatas?” Y diré, ciertamente mucho. Porque el Libro de Gálatas es sobre la Justificación, sobre qué es lo que nos Perdona e Indulta de nuestros pecados – de nuestros delitos espirituales en contra de la Torah.

 

Yo conozco lo que significa recibir el Perdón y el Indulto de parte de Elohim. Conozco qué significa estar libre de mi legajo pasado del pecado. Y lo más importante, yo conozco cómo es estar libre del mismísimo pecado, y ser libre para regocijarme con los resultados de un abatanador, es una relación más satisfactoria con mi Padre y con Su Hijo, HaMashiaj Yeshúa (el Mesías Yeshúa) como resultado de todas estas cosas.

 

Y finalmente, sé que estar Perdonado e Indultado “no” significa que estoy libre para cometer más violaciones en contra de Su Santa, y Justa, y Recta Torah; sino que ello “sí” significa que estoy libre para “salir y no pecar más”.

 

Solo imagine qué vergonzosa y deplorable situación sería si un asesino fuera libertado de la pena de muerte como resultado de un perdón o indulto sólo para salir y asesinar a algunas personas más.

 

Cuán inconcebible. Como dice el Emisario Shaúl (Pablo), si salimos y construimos aquellas cosas que fueron destruidas, nos hacemos y nos convertimos en pecadores de nuevo, Gálatas 2:18.

 

Y si nos convertimos nuevamente en quebrantadores de la ley, ¿Esto convierte a Yeshúa en ministro de pecado? En otras palabras, ¿Eso significa que Yeshúa nos perdonó y nos Indultó para que estemos libres y cometamos más pecados?

 

Absolutamente no. ¡YHWH no lo permita! Porque si construimos nuevamente aquellas cosas que fueron destruidas, somos nosotros los que nos hemos hecho criminales nuevamente – no Yeshúa, no el Gobernador.

 

Cuán repulsivo es pensar que un gobernador le daría el perdón a un criminal que no está arrepentido con el propósito de liberarlo para que él cometa más crímenes – ¡y cuánto más, y absolutamente, repulsivo es enseñar que Yeshúa enseñaría o haría tal cosa!

 

Pero aún, este tipo de herejía es precisamente lo que sale de los pulpitos hoy en día.

 

Esto es, “que todo lo que usted debe hacer es cree que “Jesús” es el “Mesías” y todos sus pecados, pasados, presentes y futuros son perdonados y absueltos…”

 

Enseñan en este tiempo que usted no está solamente libre de las consecuencias de la Torah (“Ley”), sino que usted está libre también del requerimiento de obedecer a la misma porque de alguna manera la misma ha sido clavada en la cruz, porque usted ha sido perdonado a través de la ‘gracia’, no por obras.

 

Ningún cambio en el estilo de vida es requerido. Solo venga como usted está – y quédese como está.

 

Quédese como el miserable, vació, pecador egoísta que usted es ¡y glorifique a Elohim por ello! Qué herejía absurda es esta que se atreve a sugerir que nuestro Santo Mashiaj (Mesías) perdonará una enseñanza tan absurda, destructiva, y demoníaca.

 

Es asombroso sin embargo cuán relevante se convierte de repente la Torah cuando se trata del diezmo. Repentinamente, la “Torah” no está abolida más.

 

O con la homosexualidad. Una vez que las violaciones a la Torah causan que nuestros niños se vistan como niñas, lo cual elimina toda perspectiva de nietos, entonces de repente, la Torah (la Ley de Elohim) se convierte en más importante para nosotros.

 

OH, ¿Y qué sobre la brujería y la hechicería? Bien, obviamente, sería incorrecto políticamente hablando apoyar cualquier cosa tan obvia y satánica. Entonces, ¿Por qué la “Ley” es relevante de repente en estos tiempos cuando es conveniente o provechoso; pero no cuando no es conveniente o provechoso?

 

Porque estas cosas hacen dinero. Luchar contra la homosexualidad trae mucho dinero a las arcas de las iglesias. Luchar contra la hechicería y el aborto trae mucho dinero a las arcas de las iglesias.

 

Defender los así llamados “Diez Mandamientos”, y la Creación, y las oraciones en las escuelas públicas, y enseñando el diezmo, trae mucho dinero a las arcas de las iglesias.

 

¿Significa esto que estas causas no son buenas? Absolutamente no. No son las causas las que me preocupan – sino los motivos para perseguirlas.

 

¿Por qué nosotros de manera tan diligente seguimos estos Mandamientos de la Torah (la Ley de Elohim) – pero no las otras? ¿Por qué es que la Torah (la Ley de Elohim) es enseñada solamente como aplicable cuando genera contribuciones, pero enseñada como “abolida” cuando perjudica las contribuciones?

 

Malditos son aquellos que suprimen la Palabra de YHWH para beneficio, orgullo, y prestigio. Quienes hacen mercadería del Evangelio y cambian la Verdad por la mentira, y por las tradiciones de hombres y mujeres.

 

Y malditos son aquellos que enseñan que el Mashiaj Perdonó a las personas de sus violaciones pasadas de la Torah para que ellos puedan continuar viviendo en sus pecados – sólo que ahora sin miedo a la muerte espiritual.

 

Aquellos que enseñan estas cosas en contra de los Mandamientos de Elohim, los cuales son Justos, y Santos y Rectos, son una generación maldita.

 

¿Estaríamos complacidos con un gobernador que perdona a criminales y los deja en libertad de la prisión sin ninguna obligación para con la obediencia a las leyes de nuestra tierra?

 

Aquellos de entre nosotros que dicen que la Torah está abolida, ¿Estarían complacidos con una anarquía? ¿O con un gobernador que perdona e indulta a criminales no arrepentidos, y entonces los deja libres para que vuelvan a la sociedad en la cual debemos vivir?

 

Dígame – Si la Torah (la Ley de Elohim) está abolida y “clavada en la cruz” entonces ¿la ley de quien obedecemos? Y si la Torah (la Ley de Elohim) no está abolida entonces ¿por qué no la enseñamos y la obedecemos?

 

Quizás una persona sabia en su propia opinión podría decir, “Estamos bajo la Torah de Cristo”.

 

Pero aún, son estas mismas personas que dicen que Cristo es Elohim – que Cristo es el Padre. Si usted cree y enseña esto, ¿Entonces por qué no le obedece?

 

Y si usted no cree que Cristo es el Padre, sino que Él es el Hijo del Padre, entonces usted sabe que Él nunca enseñó o hizo nada que contradice la Ley de Su Padre (la Torah), la razón por la cual Él no tuvo pecado; Hebreos 4:15, porque el pecado es la violación de la Torah (de la Ley de Elohim); 1 Yojanán (1 Juan) 3:4, y Él nunca violó la Torah (la Ley de Elohim).

 

Como Yeshúa declaró en Matityahu (Mateo) 5:17-19, que Él Vino para traer la Torah a su cumplimiento; y que los cielos y la tierra pasarán antes que una jota y una tilde bajo cualquier circunstancia pasen de la Torah (la Ley de Elohim): y los cielos y la tierra sin duda alguna aún están en pie.

 

Si usted cree en Él, entonces usted creerá en Sus Palabras. Pero cualquiera que diga que cree en Él, pero aún no recibe Sus Palabras, entonces tampoco recibe a Aquel que las Hablo; y su Fe es nula y de ningún beneficio para él.

 

Malditos son aquellos que se postran delante de YHWH con sus labios, pero que sus corazones están lejos de Él, y que enseñan como Mandamientos las tradiciones de hombres y mujeres.

 

Maldita es la generación de líderes que retienen el Conocimiento del pueblo. Yo le digo, los ladrones y prostitutas entrarán al Reino de los Cielos antes que ellos.

 

Maldita es la generación que llama a lo malo bueno y a lo bueno malo, quien toma las tinieblas por Luz y la Luz por las tinieblas, quien cambió la Verdad por la mentira, y la mentira para ganancia, orgullo, y prestigio.

 

Tehilim (Salmo) 119:172 dice que los Mandamientos de Elohim son Justicia, y en 1 Yojanán (1 Juan) 2:29 al 3:11, y en 5:3 está Escrito:

 

2:29  Si sabéis que Él es Justo, sabed también que todo el que hace justicia es nacido de Él.

 

3:1  Mirad cuál Amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de YHWH; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a Él.

 

3:2  Amados, ahora somos hijos de YHWH, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando Él se Manifieste, seremos semejantes a Él, porque le veremos tal como Él es.

 

3:3  Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como Él es Puro.

 

3:4  Todo aquel que comete pecado, infringe también la Torah; pues el pecado es infracción de la Torah.

 

3:5  Y sabéis que Yeshúa apareció para quitar nuestros pecados, y no hay pecado en Él.

 

3:6  Todo aquel que permanece en Él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido.

 

3:7  Hijitos, nadie os engañe; el que hace Justicia es justo, como Él es Justo.

 

3:8  El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de YHWH, para deshacer las obras del diablo.

 

3:9  Todo aquel que es nacido de YHWH, no practica el pecado, porque la Simiente de YHWH permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de YHWH.

 

3:10  En esto se manifiestan los hijos de YHWH, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace Justicia, y que no ama a su hermano, no es de YHWH.

 

3:11  Porque este es el mensaje que habéis oído desde Bereshit (el Principio): Que nos amemos unos a otros.

 

Y:

 

5:3  Pues este es el Amor a YHWH, que guardemos Sus Mandamientos; y Sus Mandamientos no son gravosos.

 

En 1 Yojanán (1 Juan) 3:24, está Escrito:

 

3:24  “Y el que guarda Sus Mandamientos, permanece en YHWH, y YHWH en él.”

 

Y, ¿Qué declara el Emisario Shaúl (Pablo) en Gálatas 15:19-21 luego que completo su disertación? Él declara:

 

5:19  “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

 

5:20   idolatrías, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

 

5:21  envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el Reino de YHWH.

 

Solamente estos pasajes en Gálatas muestran enfáticamente que el emisario Shaúl (Pablo), en Gálatas, no estaba enseñando que la Torah estaba abolida, porque él estaba citando una lista de Mandamientos directamente de la Torah, de la así llamada “Ley”, y declaró firmemente que aquellos que siguen violando Su Torah “no” entrarán en Su Reino.

 

Está muy claro: ser Justificado por la Fe, no por las obras – y estar bajo la Gracias, no bajo la Torah – “no” significa que la Torah está abolida o clavada en la cruz. Él acaba de declarar que no significa eso.

 

Entonces Gálatas, capítulo 4, ¿Se refiere a qué? Se refiere a la mismas cosas que el Libro a los Hebreos, en los capítulos 6:15 al 10:26 se está refiriendo.

 

Esto es, se refiere al hecho de que nosotros no estamos más bajo el “tutor” del santuario terrenal con sus sacrificios de animales y el sacerdocio imperfecto, sino que ahora hemos entrado al Verdadero Santuario, Sacrificios, y Sacerdocio en el Cielo cuya sombra fueron el santuario terrenal y el sacerdocio, las sombras de lo que ha de Venir; y el cual aún está por Venir en el Reinado Milenial de Yeshúa.

 

Está afirmando que el santuario terrenal (el cual fue añadido 430 años después de la Promesa dada a Avraham por la necesidad de proveer expiación para la remisión del pecado hasta que el Mashiaj vineira) no era más necesario para nosotros concerniente al asunto de la Salvación; esto es, concerniente al asunto de la Remisión del pecado a la luz de la aparición de Yeshúa como nuestra Ofrenda del Pacto, Ofrenda por el pecado, y el Kohén HaGadól (Sumo Sacerdote).

 

Gálatas, al igual que Hebreos, sólo define de manera más precisa la diferencia distintiva y las aplicaciones entre la Torah y el Testimonio.

 

Y como está declarado en Hitgalut (Revelación) 12:14 y 14:17, el remanente que la bestia busca para destruir son aquellos que tienen el Testimonio de Yeshúa (el Conocimiento de la Salvación para la Remisión de Pecados) y que obedecen los Mandamientos de Elohim (La Torah, el Conocimiento de la Senda de la Vida).

 

Esto es todo para esta sesión. Por favor únase a nosotros la próxima vez para nuestro segmento final y la conclusión del Libro de Gálatas.

 

 

Capítulo 6

 

Ahora vamos a concluir nuestro estudio del Libro a los Gálatas, comenzando en capitulo 5, en el cual se lee como a continuación:

 

5:1  Estad, pues, firmes en la Libertad con que el Mashiaj nos hizo Libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

 

¿Qué significa no estar sujetos otra vez “al” yugo de esclavitud? Y, ¿Por qué Shaúl afirma “al” yugo, y no más bien, “con el” yugo?

 

Como vimos en nuestra última sesión, en capitulo 4, el Emisario Shaúl (el Apóstol Pablo) se está dirigiendo a una audiencia de Gentiles que querían ser injertados dentro del Olivo Natural y a la religión de Israel. Los mismos querían hacer que YHWH, el Elohim de Avraham (Abraham), Itzjak (Isaac), y Yaacov (Jacob), fuera su Elohim, y hacer que Yeshúa, la Simiente Prometida de Avraham, el Hijo de YHWH, fuera su Mashiaj (Mesías), para que los redimiera de sus pecados.

 

Y conocemos que la audiencia es Gentil porque el propósito primario en escribir esta carta a la asamblea en Gálatas fue para dirigirse a la cuestión de la circuncisión; y para determinar si estos nuevos creyentes necesitaban circuncidarse para la Remisión de sus pecados.

 

Si esta fuera una audiencia Judía, o una audiencia “Israelita”, que se despertó a la Fe, la cuestión de la circuncisión seguramente habría sido muy irrelevante, porque ellos se hubieran circuncidados mucho tiempo antes, al octavo día que siguió a sus nacimientos.

 

Pero y como está declarado en Gálatas 4:8-11,

 

4:8  Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a YHWH (no conocieron al Elohim de Avraham, Itzjak, y Yaacov), servíais a los que por naturaleza no son Elohim (refiriéndose a sus adoraciones idolatras).

 

4:9  mas ahora, conociendo a YHWH (el Elohim de Avraham, Itzjak, y Yaacov), o más bien, siendo conocidos por YHWH, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar?

 

4:10  Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.

 

4:11  Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.

 

Estos débiles y pobres rudimentos a los cuales se refirieron fueron los lugares altos (observatorios) usados en su tiempos para observar el zodiaco en las estrellas para determinar el destino, y para fijar sus festividades paganas por medios del mismo; y las costumbres rituales que ellos practicaban para adorar y honrar a sus falsos elohim (Di-ses).

 

Como, por ejemplo, cuando ellos usaban el cálculo de equinoccio primaveral para fijar el tiempo de la celebración de la fertilidad de su di-sa ishtar y sus huevos de conejo ishtar tendidos; y el invierno sosltice el cual usaron para fijar la celebración de Tamuz (Mitra) el 25 de diciembre, el di-s Sol, en el tiempo del festival de la Romana saturnalia conocido hoy como Navidad.

 

Estas personas, en su mayoría, fueron Israelitas que han sido dispersos a los cuatro rincones de la tierra algunos siglos antes por sus violaciones del Pacto, Devarim (Deuteronomio) 4:23-28. Y quienes se habían convertido como las naciones en ambos sentidos, religioso y práctico en su estilo de vida, quienes ahora retornaban a la fe de sus padres Avraham, Itzjak y Yaacov.

 

Pero al retornar y venir al Elohim de Israel en arrepentimiento, y en su creencia en Yeshúa como el Sacrificio por sus pecados, ellos se tropezaron con algunas complicaciones.

 

La más grande complicación fue que ellos no habían sido circuncidados al octavo día luego de su nacimiento como lo fue requerido por el Pacto hecho con Avraham, Itzjak y Yaacov, al igual que con Mosheh (Moisés). Y ciertas sectas de los Judíos argumentaban que estos gentiles, y/o estas personas que retornaban de las naciones, a pesar de sus creencias en Yeshúa, no podían recibir Remisión de pecado hasta que participen en los sacrificios en el Templo, lo cual requería de ellos que se circuncidaran.

 

Por supuesto, hay numerosos ejemplos en la Torah misma que dejan en claro que la circuncisión no es requerida para la Remisión de pecado. Avraham siendo el ejemplo primario de ello, habiendo obedecido a la Torah, y habiendo ofrecido holocaustos y sacrificios décadas antes que de que fuera circuncidado; y quien fue Justificado por su Fe en la Promesa de la Simiente que había de Venir, previamente a su circuncisión.

 

Un punto que el Emisario Shaúl (Pablo) enfatiza cuando él apunta en el capitulo 3, que la Inmersión de la Rúaj (el Bautismo del Espíritu), les fue dado a estas personas de las naciones (los gentiles) mientras estuvieron incircuncidados; conociendo plenamente que la Inmersión de la Rúaj HaKadosh estaba disponible sólo para aquellos a quienes sus pecados les fueron perdonados.

 

Ahora en capitulo 5:1, el Emisario Shaúl (Pablo) declara que el Mashiaj nos Liberó, y les advierte que no se sujeten nuevamente “al” yugo de la esclavitud. ¿A qué se refiere Shaúl cuando dice “al” yugo de la esclavitud? ¿Por qué no dice “con el” yugo de la esclavitud?

 

Estos Gentiles habían salido recientemente del paganismo, así que él podía declarar, no vuelvan entonces “con el” yugo de esclavitud del cual recién salen, implicando de esta manera sobre sus previas prácticas paganas. Pero en lugar de ellos él declara “al” yugo, en lugar de “con el” yugo, porque él les advierte que no reemplacen una forma de esclavitud con otra.

 

Al igual que Shaúl (Pablo) afirma y declara en la analogía que manifestó en su presentación en capitulo 4, concerniente a la ley Levítica del sacerdocio la cual fue discutida en el capitulo 3, y sobre la cual dijo que la misma fue añadida al Pacto Avrahamico 430 años después de la Promesa dada a Avraham. Presentando en su analogía, este sacerdocio terrenal, como “al” yugo de esclavitud, comparándolo con la mujer esclava Hagar y con el pacto respecto a los sacrificios realizados en el Monte Sinaí.

 

No refiriéndose a la Torah, la cual Avraham también guardo (Bereshit (Génesis) 26:1-5) siglos previos a la experiencia en el Monte Sinaí, y la cual fue solo reintroducida en el Monte Sinai. Sino que se refería a la ley del Tabernáculo para los Levitas, la cual fue de manera completa una nueva Instrucción que nunca antes se había dado.

 

La ley la cual fue dada solo para el propósito de proveer el pago (expiación) por los pecados de Israel hasta el Tiempo en que el Mashiaj vendría (Gálatas 3:19), donde Yeshúa no solo pagaría (Expiaría) por nuestros pecados (y los pecados de los que retornaban pecados), sino que en realidad nos Indultaría y Perdonaría (Justificaría) de nuestros pecados también, por lo tanto, Expurgaría nuestro legajo de culpabilidad.

 

¿Por qué? Porque ahora el hijo de Sarah la mujer libre, representando a Yeshúa la Simiente Prometida que Vendría, ha Llegado y ha ofrecido Su propio Cuerpo como el Sacrificio para la Remisión de pecados, en el tiempo en el que el sacerdocio Levítico ya no era necesario para servir para esta capacidad. Y en el tiempo, en el que el sacerdocio de Malkitzedek sobre el cual el Pacto de Avraham fue ordenado ahora sería nuevamente puesto en movimiento como originalmente fue designado.

 

Ahora bien, comprenda, el sacerdocio no era un yugo en el tiempo en el que fue dado, porque fue dado para ayudar conducirnos fuera del yugo del pecado, el cual era un yugo mucho mayor que el sacrificio económico presentado por medio de sola ofrenda de toros y carneros.

 

Sin embargo, Shaúl (Pablo) declara claramente que este sistema era solamente un tutor para educarnos en las cosas que habrían de venir; y para mantenernos seguros del pecado; y para proveer el pago (expiación) por el pecado hasta el tiempo en que Yeshúa llegara.

 

Pero ahora que Yeshúa Ha Venido y Tomó la responsabilidad y la Autoridad de aquel sacerdocio sobre Sí Mismo como el Sumo Sacerdote, el Cordero de Pesaj y la Ofrenda por el pecado; y de esta manera restaurándolo al Sacerdocio según la Orden de Malkitzedek, podemos ver entonces que Él no lo abolió; sino que, simplemente transfirió la autoridad y la responsabilidad del sacerdocio para consigo Mismo.

 

La responsabilidad y la autoridad las cuales serán completamente implementadas y realizadas en el Tiempo de Su Retorno, y durante el Reino Milenial.

 

Pero ahora que Él ha Venido, se pone en evidencia que subir al templo en Jerusalén para ofrecer un animal en sacrificio cada vez que usted comete un pecado se convierte en “al” yugo de esclavitud cuando es comparado al simple conocimiento de Yeshúa como su Sumo Sacerdote, el Cordero de Pesaj (Pascua), y la Ofrenda por el pecado.

 

Y aunque en el Reinado Milenial, y a pesar que aún habrá sacrificios, no le será requerido a una persona que suba a Jerusalén a ofrecer un sacrificio por sus pecados, sino que solo le será requerido que confiesen sus pecados sea el que fuera en el que se encuentre. Y Yeshúa, como Sumo Sacerdote sobre el Sacerdocio – el cual es ahora según la Orden de Malkitzedek, presentará los sacrificios necesarios en el Templo para con aquellos que confiesen sus pecados; pues, Él conoce todas las cosas, y no necesitará que vayamos a Jerusalén para Escucharnos o para conocer nuestras confesiones, más de lo que nosotros necesitamos ir al mundo espiritual para escucharlo a Él, o conocer nuestras confesiones hoy día.

 

Pero sobre lo que hemos girado alrededor del asunto de la circuncisión de adultos proviene de ciertas sectas de Judíos por un lado, quienes estaban concentrados de manera absoluta en el sacerdocio terrenal y los sacrificios para la remisión de pecados.

 

De acuerdo a ello, ellos creían que no era posible que cualquiera participe en estos sacrificios para la remisión de pecados hasta que sean circuncidados. Y fracasaron en ver que Avraham ofreció sacrificios, y que fue Justificado en su Fe en la Simiente Prometida del Mashiaj a Venir, mucho antes de que él fuera circuncidado.

 

O que Avraham, del mismo modo, nunca participo del sacerdocio Levítico para la remisión de pecados, porque la orden Levítica del Sacerdocio no fue ordenada sino hasta 430 años después (Vea la línea de tiempo titulada “6000 años desde Adam a Yeshúa).

 

De la misma manera, el Sacerdocio en que Avraham participó según la Orden de Malkitzedek, presentaba a Malkitzedek como rey y sacerdote sobre Shalem (Jerusalén), al igual que Yeshúa lo será.

 

Pero verá, los Judíos de esta particular línea Levítica de pensamiento estuvieron tan pesadamente zambullidos en el santuario terrenal y en los sacrificios, que los mismos se encontraban cegados en cuanto a la Obra de Yeshúa para la Remisión de los pecados pasados – sin relación con la circuncisión, de la misma manera en que Avraham mismo fue Justificado de sus pecados sin relación con la circuncisión.

 

Ellos razonaban que por el motivo que Avraham y Mosheh fueron comandados a circuncidar sus hijos en el octavo día, y porque esta circuncisión era la señal de su entrada al Pacto hecho con Avraham, y porque era necesario ser participe de este Pacto para recibir la remisión de pecados, entonces si usted era un adulto incircunciso o un extranjero que quería entra en el Pacto, entonces usted debía circuncidarse, antes de que le fuera permitido participar de los sacrificios ofrecidos por el pecado dentro de ese Pacto.

 

Existe claramente una línea de lógica aquí que tiene un perfecto sentido, es solo que simplemente no está soportada por los ejemplos que fueron dados en la Torah concerniente este idéntico asunto. Pero este razonamiento fue el que prevaleció en los tiempos de Shaúl (Pablo), y es lo que esta secta de judíos presentó como la base de su argumento a la audiencia de Gálatas, y en Maaseh (Hechos) 15:1.

 

Pero nuevamente, este razonamiento ignoraba el hecho que Avraham, al igual que los hijos de Israel en el desierto, y menores de 20 años, recibieron la remisión de pecados, y participaron de los sacrificios y de los holocaustos, previamente a que fueran circuncidados. Demostrando enfáticamente que la circuncisión, aunque es un Mandamiento para ser obedecido, no es un pre requisito para la Salvación (para la remisión de pecados):

 

Pero está secta de Judíos argumentaban en Maaseh (Hechos) 15:1, de manera contraria a la evidencia que está en la Torah, diciendo que si uno no es circuncidado de acuerdo a la costumbre de Mosheh, usted no podría recibir Salvación (Remisión de pecados). Entonces Shaúl (Pablo) presentó varias analogías en Gálatas para demostrar que el argumento (similar al que está presentado en Maaseh (Hechos) 15:1) estaba en un error.

 

Y mientras esta secta de Judíos estuvo tratando de convencer a los nuevos creyentes en Gálatas que ellos no tienen remisión de pecados hasta que se circunciden, porque no les es permitido el acceso a los sacrificios por los pecados sin la circuncisión, el Emisario Shaúl (Pablo) les estaba diciendo que Yeshúa ya los había Liberado de su culpabilidad del pecado; que Yeshúa ya Proveyó para con ellos, la Remisión de pecados, y que Ha expurgado su legajo de culpabilidad.

 

Shaúl (Pablo) les estaba diciendo, “Ustedes recién salieron de la esclavitud del paganismo, entonces no se den vuelta y ahora se enreden con otra forma de esclavitud”. Esto es lo que Shaúl estaba diciendo en Gálatas 5:1, cuando dijo no estén otra vez sujetos “al” yugo de esclavitud.

 

Esto es, él les estaba diciendo, ‘ustedes recién salieron de la esclavitud al pecado contenida en el paganismo; no se den vuelta ahora y se enreden con “otra” forma de esclavitud. Esto es, el Mashiaj los Liberó del paganismo para que le sirvan a Él, no para que se sujeten y para que se aten a los sacrificios de animales para la Remisión de sus pecados’.

 

Esto por supuesto tiene un perfecto sentido porque para empezar ellos nunca habían estado bajo el tutor del sacerdocio Levítico, porque ellos fueron o paganos, o Israelitas perdidos que se habían levantado como paganos.

 

Y a pesar que el sacerdocio en sí mismo no es una esclavitud en la ausencia de Yeshúa, porque provee el pago (expiación) por los pecados (Vayikra (Levítico) 4:20-5; 18; 17:11), y le proveyó a las personas iniciativa para no pecar por las sanciones económicas que estaban inducidas como penalidad en cada ocasión que pecaban.

 

Pero en la presencia y la obra de Yeshúa, si aun nos agarramos del santuario terrenal para nuestra Redención, en lugar de en Yeshúa, a quien el mismo apuntaba, entonces aquello que fue un “yugo” fácil comparado con el yugo del pecado, ahora se transformó en un “yugo” pesado comparado con el “yugo” de Yeshúa.

 

Es igual que el cavar una fosa con una pala es un “yugo” fácil comparado con cavar la misma con nuestras manos o con un palo; pero cuando el hombre con el excavador viene, de repente la pala o el palo se convierten en la manera difícil para cavar la trinchera.

 

Ello no significa que la pala no tiene su lugar, o que las palas están abolidas; ello simplemente significa que la pala en la punta de un equipo pesado hace que el trabajo sea mucho más efectivo, y eficiente, que si la pala estuviese conectada a la punta de la mano de uno.

 

Entonces Shaúl (Pablo) continua diciendo en el versículo 5:2,

 

5:2  He aquí, yo Shaúl (Pablo) os digo que si os circuncidáis (con el propósito de participar en los sacrificios), de nada os aprovechará el Mashiaj.

 

¿A cual circuncisión él se está refiriendo? ¿La del octavo día? No, porque estas personas a quien él le hablaba eran creyentes adultos que salieron del paganismo, no eran niños de 8 días.

 

¿Él está hablando sobre la circuncisión que un creyente adulto llevaría acabo para cumplir la Mitzvah (Mandamiento), como Avraham en su edad avanzada hizo; o como los hijos de Israel hicieron en el desierto?

 

No. Shaúl se refiere a la circuncisión de la tradición que esta secta de Judíos en particular estaba incitando para convencer a los nuevos creyentes que participen de la misma para que se puedan involucrar en los sacrificios del Templo, y para llevarlos a que se conviertan a su secta particular de la Fe, y / o perpetuar esta tradición aceptada de la Fe, porque esta fue la manera en que se llevaba a cabo desde los tiempos de Mosheh, y seguramente les fue provechoso de alguna manera.

 

Y si ellos, los nuevos creyentes, se hubieran circuncidados de acuerdo a esta tradición, para seguir estos grupos – estos grupos que no fueron ordenados por Yeshúa o Sus Apóstoles, entonces Yeshúa no les sería de ningún provecho, versículo 5:2. Él prosigue entonces en el versículo 5:3, diciendo,

 

5:3  Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida (para este propósito), que está obligado a guardar toda la ley (concerniente a los sacrificios).

 

Esto es, si ellos escogieran en caminar esta ruta, entonces ellos estarían obligados en consumar toda la ley concerniente los sacrificios.

 

Entonces Shaúl (Pablo) continua diciendo, en el versículo 5:4, a todo aquel que perpetua esta tradición,

 

5:4  Del Mashiaj (del Sacrificio del Mashiaj) os desligasteis, los que por la ley (de los sacrificios) os justificáis (perdonas / indultas); de la Gracia habéis caído.

 

Lo cual tiene un perfecto sentido, porque por medio de la ley (de los sacrificios), y por medio de la obediencia a la Torah, ninguna carne puede ser Justificada Romanos 3:20, sino que solo puede ser expiada a lo sumo.

 

Y ellos ciertamente pudieron ir en ese camino, y ellos se circuncidaron para poder participar de los sacrificios. Y ellos pudieron ofrecer sacrificios y obtener la penalidad sobre sus pecados pagada (expiada) como resultado de aquellos sacrificios (Vayikra (Levítico) 4:20 – 5:18; 17:11).

 

Pero esos sacrificios no los calificaría como inocentes (no los Indultaría / Perdonaría / Justificaría) concerniente a sus actitudes pasadas (Hebreos 10:4), porque es solo a través de Yeshúa que recibimos el Perdón y el Indulto concerniente a nuestros pecados pasados (Romanos 3:25), y por quien obtenemos el legajo de nuestra culpa pasada (la “mancha” de nuestros pecados) expurgada (removida / llevada de nosotros) conociendo esto por medio de los escrito en Gálatas 2:16; Hebreos 10:4.

 

Entonces Shaúl (Pablo) dice en el versículo 5:5, pero “nosotros” (como en oposición a “ellos”), a través de la Inmersión de la Rúaj (Espíritu), ansiosamente esperamos a la esperanza de la Justicia (la cual vendrá) por la Fe en el Sacrificio de Yeshúa.

 

Y en el versículo 5:6,

 

5:6  porque en el Mashiaj Yeshúa (Mesías Yeshúa) ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la Fe (en el Sacrifico de Yeshúa) que obra por el amor.

 

Entonces el versículo 5:6, de hecho, nos lleva a la última conclusión de Shaúl (Pablo) en respuesta a la cuestión de Maaseh (Hechos) 15:1, 2 reflejada en Gálatas 2:3, 4 la cual forma la base de toda esta carta en su respuesta a los Gálatas.

 

Y este “tutor”, que la ley de los sacrificios representa, esta en similitud con un maestro sustituto (suplente) que es puesto cuando el maestro oficial no está. Quien, de hecho, tiene la responsabilidad de observar sobre la clase y enseñarlos de acuerdo a la instrucción de su maestro primario hasta que el mismo retorne. Pero una vez que el maestro primario vuelve, el suplente no es necesario más.

 

El sustituto (suplente) fue solo un relleno temporal “hasta que el tiempo señalado” llegara donde sus funciones son cumplidas.

 

Como esta Escrito en Hebreos 10:4

 

10:4  porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar (Perdonarnos / Justificarnos o Absolvernos) los pecados.

 

¿Podrían los sacrificios de animales “expiar”, esto es, “pagar” la penalidad de nuestros pecados? Absolutamente porque ese era el mismo propósito de su función. Pero eso no es diferente de un convicto que haya servido su sentencia, pero que su legajo criminal es todavía un legajo publico en la corte.

 

Sin embargo, ellos (los substitutos, el tutor) no podrían llevarse nuestros pecados, esto es, no podrían llevarse la mancha y el legajo de nuestra culpabilidad por el camino del Indulto y el Perdón para con nosotros, y expurgar nuestro legajo criminal. No, esto solo podría efectuarse por alguien con una autoridad legal extrema; como la de un gobernador o presidente, o en nuestro caso, por Yeshúa nuestro Sumo Sacerdote, y Rey. Y es solo por medio de este Perdón e Indulto que la Rúaj HaKadosh puede morar permanentemente en nosotros.

 

Esta es una de las razones por la cual usted no puede encontrar la palabra “expiación” en ninguna parte en el “nuevo” testamento (con la excepción de Romanos 5:11 y en hebreos 2:17, la cual proviene de la palabra Griega “katallaghv” (katalage) y la cual significa reconciliación – no expiación) porque lo que Yeshúa Hizo por nosotros en cuanto a nuestros pecados pasados esta mucho más allá de lo que los sacrificios de animales podrían hacer.

 

Es la diferencia entre simplemente tener nuestras deudas pagadas, y tener el legajo de nuestras deudas pagado y completamente Perdonado y removido del legajo público.

 

Entonces ahora Shaúl prosigue diciendo en 5:7,

 

5:7  Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la Verdad?

 

Aquí vemos nuevamente una evidencia, del endosó de Shaúl (Pablo) de la Torah y de sus Mandamientos, cuando él habla aquí sobre la obediencia a la Verdad, la cual las Sagradas Escrituras definen como a continuación:

 

1-                  La Torah, Tehilim (Salmo) 119:142

2-                 Los Mandamientos, Tehilim (Salmo) 119:151

3-                 La Palabra, Yojanán (Juan) 17:7

4-                 Y Yeshúa, Yojanán (Juan) 14:6

 

Entonces él dice, “¿Quién los impidió de seguir estas cosas (la Torah, los Mandamientos, la Palabra) – por medio de Yeshúa?

 

5:8  Esta persuasión no procede de Aquel que os Llama.

 

5:9  Un poco de levadura leuda toda la masa.

 

5:10  Yo confío respecto de vosotros en Yeshúa, que no pensaréis de otro modo; mas el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que sea.

 

5:11  Y yo, hermanos, si aún predico la circuncisión, ¿por qué padezco persecución todavía? En tal caso se ha quitado el tropiezo del madero.

 

5:12  ¡Ojalá se mutilasen los que os perturban!

 

5:13  Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.

 

5:14  Porque toda la Torah en esta sola palabra se cumple: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”

 

5:15  Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.

 

Entonces vemos ahora una transición a un nuevo tema. El tema del amor y de los frutos de la Rúaj (Espíritu), porque este debate entre los tradicionalistas y los Emisarios (Apóstoles) ha causado una importante disputa en el cuerpo de los creyentes, entonces él dice en,

 

5:16  Digo, pues: Andad en la Rúaj (el Espíritu), y no satisfagáis los deseos de la carne.

 

5:17  Porque el deseo de la carne es contra la Rúaj (el Espíritu), y el del la Rúaj (Espíritu) es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

 

5:18  Pero si sois guiados por la Rúaj (el Espíritu), no estáis bajo la ley (de los sacrificios de animales).

 

5:19  Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

 

5:20  idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

 

5:21  envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el Reino de YHWH.

 

Y aquí Shaúl solo manifiesta abiertamente que la violación de la Torah va a prevenir que usted entre en el Reino de YHWH, lo cual deja en claro que este mensaje a los Gálatas no es sobre si es que estamos bajo la Torah, bajo la “Ley de Elohim” o no, porque estos versículos de Gálatas 5:19-21 dejan en claro que si lo estamos.

 

Sino más bien, es sobre si aún estamos o no bajo el “tutor”, bajo aquello que fue dado 430 años después de la Promesa dada a Avraham que declara que es por medio de la “Simiente”, la Simiente de Yeshúa, que todas las naciones de la tierra serían Bendecidas. Y que el “tutor” de los sacrificios de animales solo fue proveído como un substituto temporal para tratar con el tema del pecado (Gálatas 3:19), hasta que el Tiempo Señalado de Su Venida llegaría.

 

Fue esto lo que fue “añadido” 430 años después, no la Torah, porque aún Avraham obedeció la Torah, Bereshit (Génesis) 26:1-5.

 

Y es así que Shaúl (Pablo) dice,

 

5:22  Mas el fruto de la Rúaj (del Espíritu) es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

 

5:23  mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay regulación.

 

5:24  Pero los que son del Mashiaj han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

 

5:25  Si vivimos por la Rúaj (el Espíritu), andemos también por la Rúaj (el Espíritu).

 

5:26  No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.

 

Una vez que usted comprende las Sagradas Escrituras, el Evangelio, y la cultura de los tiempos desde la perspectiva Hebrea, pasajes como estos tienen mucho más sentido. De hecho no existe nada Cristiano sobre el Evangelio.

 

En la asamblea primitiva un “Judío” era cualquiera que se convertía a la religión de Israel; cualquiera que exaltaba el Elohim de Avraham, Itzjak (Isaac), y Yaacov (Jacob).

 

Y las personas que se convertían a esta “Fe”, la cual comenzó con el Pacto dado a Avraham, no eran considerados más Gentiles, sino Israelitas, o “Judíos” (1 Corintios 12:2; Efesios 2:11).

 

De acuerdo a ello, un Cristiano en la asamblea primitiva no era más que un Judío quien creía que Yeshúa era el Mashiaj profetizado a Venir.

 

La etiqueta “Cristiano” la cual proviene de la palabra griega “Christos” (y la cual significa “pequeños ungidos), del mismo modo, no era un termino forjado por los Emisarios (Apóstoles), sino un termino forjado por los Griegos para describir en su idioma, una persona Griega que se había convertido a la Fe.

 

Esto es, a una persona Griega que se convirtió en “Judío”, como resultado de su creencia en Yeshúa, el Mashiaj Judío y Rey de Israel.

 

Y por supuesto, la palabra Cristiano hoy significa hacer todo menos aquellos que es Judío.

 

Y a lo que llaman Cristiandad hoy en día, de la misma manera, tiene tan poco en común con el estilo de vida, las enseñanzas, y la creencia de la asamblea primitiva, que si un Emisario (Apóstol) sería llevado hacia el futuro, a nuestros tiempos, el no reconocería “la iglesia” como algo que él había estado involucrado con, y los hubiera calificado como a no más que una religión pagana, que ha adoptado pocos conceptos Hebreos y que los mezclo con sus propios conceptos paganos.

 

Esto, por supuesto, es precisamente lo que “la iglesia” de hoy día es, una hija de la religión mayor de la universal (católica significa universal) iglesia de la pagana Roma.

 

Pero el Evangelio “Judío” ha estado aquí de hecho desde el tiempo de Adam y Javah (Eva).

 

Fue preservado a través de Noaj, encomendado a Avraham, Itzjak y Yaacov; y eventualmente re introducido por medio de Mosheh, después de dos siglos de esclavitud que forzó la perdida de aquel Conocimiento.

 

Finalmente, luego de su re introducción en el Monte de Sinaí, fue preservado por medio del reinado tribal de Yehudah (Judah), y perfeccionado y perpetuado por medio de Yeshúa y Sus Emisarios (Apóstoles).

 

La universal (católica) iglesia de la pagana Roma entonces dio nacimiento a algunas hijas, quienes fueron una versión menos contaminada de su madre, y la cual fue llamada la iglesia protestante de la pagana Roma, la que esencialmente fue una reforma del catolicismo. Una “segunda” denominación del catolicismo.

 

Las hijas quisieron cambiar a su madre, pero la madre no podía ser cambiada porque ella no nació del Espíritu.

 

La hija entonces se rebeló de la madre, y quiso buscar la verdad por ella misma, y por un momento en un cierto tiempo, probó del Espíritu de Elohim, y cambió momentáneamente.

 

Pero los caminos de su madre fueron cimentados en ella muy profundamente, y ella descubrió que aunque por un tiempo ella estaba gozosa en obedecer los Mandamientos del Elohim de Avraham, Itzjak y Yaacov, ella continuó a aferrar las celebraciones paganas cristianas de su madre.

 

Entonces ella se envolvió y decidió que las Fiestas de la Biblia eran más interesantes y tenían mucho más sentido y eran más significantes que las fiestas cristianas paganas, entonces ella comenzó a negociar de sus fiestas paganas a favor de las Fiestas Señaladas de las Sagradas Escrituras.

 

Pero porque ella fue nacida de la prostitución, y se rebeló desde su juventud, ella finalmente decidió que ella tampoco iba a obedecer al Elohim de Israel. Y decidió que los caminos de su madre no eran tan malos después de todo. Que obedecer las tradiciones de su madre requería menos esfuerzo que tratar en vencer cualquier pecado en su vida.

 

Y finalmente, ella decidió reconciliarse con su madre; después de todo, ella era su madre. Y como las Sagradas Escrituras lo dicen, “Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”

 

Verá, la hija, al igual que su madre, nunca aprendió a amar la Verdad; sino que simplemente era una hija de su madre la rebelde.

 

Ella en verdad nunca buscó la Verdad con el propósito de encontrar a Elohim; sino que, en su rebelión, solo buscaba un camino que era diferente al camino de su madre. Ella simplemente era una joven rebelde que buscaba cortarse de la autoridad de su madre, y hacer su propio camino.

 

El tiempo de los Gálatas esta llegando a su término; y los Judíos están retornando para tomar nuevamente el Evangelio que les fue quitado, y robado, par así restaurarlo a su estado de pureza en su Verdad.

 

Un individuo corrupto puede ser enseñado con lo mejor de la moral y ética en el mundo.

 

Ellos pueden sentirse atractivos, recibir buena educación, y ser proveídos de un buen ambiente social, pero porque ellos están corrompidos en su persona interior, ellos finalmente abandonarán toda la moral y la ética que les fue enseñada.

 

Del mismo modo, si ellos no pertenecen a Elohim, entonces es imposible para la influencia exterior que los cambie, y ellos finalmente volverán a la persona de su anterior actitud corrupta.

 

De la misma manera, una persona que es honesta en su carácter, y pura moralmente, puede estar vestida con trapos, ser abusada, falsamente acusada, y ser enseñada y golpeada en su cabeza con cada expresión concebible de la maldad; y por un tiempo la misma podría dejarse tentar por estas actitudes. Pero finalmente, al final de todo ellos dejarán esas actitudes y saldrán puros y blancos como la nieve.

 

La suciedad esencial no puede hacerse limpia; y la pureza esencial no puede ser contaminada. La Justicia trae la maldad a la envidia y a la amargura; pero la maldad refuerza y pule la justicia.

 

YHWH Conoce sus ovejas y Sus ovejas conocen Su Voz. Y nadie puede arrebatar Sus hijos de Sus Manos. Si usted oye este mensaje en el estudio de Gálatas, y usted comprende la necesidad de combinar su Fe en Yeshúa con la obediencia a la Torah, entonces quizás usted es uno de Sus ovejas.

 

Bienvenido a Israel, precioso cordero del rebaño.

 

Pero si usted no entiende estas enseñanzas; ore para que un día pueda, porque sino usted será consumido por la maldición que fue creada para los malvados. Y ore para que usted no sea contado con aquellos que sus pecados serán para siempre expuestos y no lavados. Porque la corona de vida es sola para aquellos que vencen al pecado; para aquellos que Obedecen Sus Mandamientos y tienen el Testimonio de Yeshúa Su Hijo.

 

¡A la Torah y al Testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha Amanecido. Yeshayahu (Isaías) 8:16-20.

 

Copyright 2002, Hezekiyah Hass

 

Nombre: (*)

Email: (*)

Ciudad:

Tu Mensaje: